martes, 13 de marzo de 2012

Un nuevo rascacielos dentro del Paseo de la Reforma

Un nuevo rascacielos dentro del Paseo de la Reforma

Un futuro rascacielos que se colocará como uno de los más altos de México y el cual se terminará de construir en el 2013, con 244 metros, ya está tomando forma y, gozará, el equipo creativo del despacho LBR&A, al frente del proyecto, se enfrentó al reto de direccionar su ángulo para aprovecharla al 100 por ciento. Se trata de la Torre Reforma, ubicada en la esquina de Reforma y la calle Río Elba.

La construcción comenzó en mayo de 2008, el complejo incluirá un restaurante, un centro comercial y áreas de entretenimiento. La Torre Reforma será sometida a la certificación internacional LEED como edificio sustentable, y buscara la calificación Platino, la más alta dentro de la categoría LEED reservada para edificios que son nobles con el medio ambiente y con esto será el edificio certificado más grande de Latinoamérica.

El edificio crecerá en sus pisos superiores, para evitar ocupar la totalidad del predio disponible, es decir, su planta será más estrecha que su cúspide. Entre la casa de la era porfiriana que se encuentra en la esquina de Río Elba y Reforma y el rascacielos quedará libre un patio para colocar mesas de una cafetería e integrar ambos espacios.

“Para nuestros proyectos de diseño es muy importante que los elementos estructurales funcionen. Queremos que nuestra fachada trabaje, por lo tanto, son dos muros principales de concreto expuesto, que es la médula espinal”.

“La torre está girada 45 grados. Generalmente todos los edificios dan hacia Paseo de la Reforma. Nosotros tenemos del lado derecho el Bosque y el Castillo de Chapultepec y nos parecía una aberración verlo de lado. Entonces, lo que hicimos fue girarla para ver de frente el castillo”, explicó la arquitecta Julieta Boy, del taller LBR&A.

El edificio contará con una zona comercial situada en el sótano uno, además de que habrá otros 57 niveles.

“Siguen 12 pisos que llamamos lowrise, también tenemos dos lobbys, uno de ellos está a la mitad, en el piso 22, y ese sky lobby será un espacio abierto con un auditorio para 100 personas”.
La zona midrise y highrise está formada por 30 niveles para oficinas y, en el caso del estacionamiento, tendrá nueve sótanos en medios niveles con capacidad para 600 cajones y otros 450 funcionarán con un sistema robótico.

Para darle un toque elegante, los interiores se vestirán con distintos tipos de piedras: granitos naturales para los lobbys y la mayoría serán en tonos neutros.

“Queremos que los espacios sean sencillos. Para el auditorio, que es como un prisma que se suspende en el centro de la torre, se tiene pensado que sea de madera para que dé la sensación de ser algo mucho más cálido, que contraste con los muros de concreto de la Torre”, adelanto Boy.

La arquitecta añadió que no les llamaba adquirir productos de moda, “Por eso creemos que el muro de concreto expuesto nos habla de la honestidad estructural del proyecto, en el que ha habido muchos retos, porque, aunque parezca raro, no tenemos pilas en la cimentación y tampoco hay columnas en las plantas. Son completamente libres, lo que da una flexibilidad al espacio”.

LBR&A Arquitectos desarrolla el proyecto arquitectónico y en el proceso estructural cuentan con la asesoría de ARUP, empresa de ingeniería internacional que ha trabajado en proyectos como la Opera House de Sydney, el centro de Pompidou en París y el conocido Nido para las Olimpiadas de Beijing.
Debido a que el terreno donde se está edificando la Torre Reforma cuenta con una casa catalogada por el INBA como Patrimonio Histórico-Artístico de la Ciudad y que data de 1929, tuvo que recorrerse en el interior de predio 18 metros con el fin de construir el cajón de cimentación.

“Esa casa es muy importante para nosotros, ocupaba más de la mitad del espacio. Para que fuera rentable teníamos que hacer algo y la verdad es que no queríamos conservar la pura fachada.
“La tuvimos que mover para poder hacer la cimentación de la Torres y así aprovechar todo el espacio por debajo”, concluyo.

Su altura será de 244 metros y contará con 57 pisos de 4.20 metros de altura cada uno, lo que permitirá espacio suficiente entre pisos para mejorar la ventilación y permitir ahorro en la energía usada por el aire acondicionado. Tendrá alrededor de 35 elevadores. Cabe destacar que será junto con la Torre WTC los edificios con más número de elevadores en Latinoamérica.

El edificio podrá soportar un sismo de 9.0 en la escala de Richter, y la empresa TGC será la encargada de dotar de sistemas resistentes a los terremotos a Torre Reforma, además que será el edificio más seguro de Latinoamérica.

La seguridad estructural de Torre Reforma será calculada para exceder los requerimientos de los Reglamentos de Construcciones de la Ciudad de México. La estructura de acero y concreto contará con amortiguadores sísmicos que reducen al mínimo su desplazamiento durante un sismo, amortiguando y disipando una porción importante de la energía que la torre absorbe.

Pese a ser más alto que Torre Mayor, tendrá menos gente laborando o viviendo (3 mil personas en total, contra 10 mil) y será más esbelto y de materiales más ligeros. El diseño permitirá la colocación de celdas solares para producir su propia energía, incluso un sistema de generación eólica de electricidad será ubicado en la cúspide del edificio. Cada cuatro pisos habrá espacios con jardines para hacer más amable el interior del inmueble, y permitirán el ahorro de energía en aire acondicionado.

Todo en la estructura estará diseñado para reducir el consumo de electricidad, optimizar y reducir al máximo el gasto de agua y minimizar las descargas al drenaje de la colonia Cuauhtémoc.

En lo que se refiere al uso del agua, los sistemas utilizados en la Torre Reforma permitirán un ahorro de 55% en relación con edificios convencionales, a través de medidas como el funcionamiento de mingitorios sin agua, la utilización de aguas grises tratadas y recicladas y la utilización de agua de lluvia para riego.

El agua será reciclada y mediante caídas del líquido se generará electricidad para echar a andar algunas maquinarias en los pisos inferiores.

Se contempla una reducción significativa en el consumo de energía, agua y volumen constructivo, gracias a la incorporación de diversas innovaciones tecnológicas. Se instalará un innovador sistema de aire acondicionado, el cual toma el aire del exterior, y lo somete a un proceso para acondicionarlo, filtrarlo y distribuido a través de las serpentinas. Funciona de manera limpia, silenciosa y eficiente, y permite un importante ahorro de espacio e insumos para la construcción.

Adicionalmente, se instalarán en el edificio paneles de doble vidrio que permiten aprovechar de manera óptima la luz natural; se instalarán sensores que cortarán automáticamente la luz en los espacios desocupados o donde la luz natural sea suficiente.

Torre Reforma estará administrada por el Building Management System (BMS), un sistema inteligente que controla todas las instalaciones y equipos de forma armónica y eficiente para proteger la vida humana de los inquilinos. A este sistema están integrados los sistemas: eléctrico, hidro-sanitario, de elevadores y protección contra incendio y tiene la capacidad de controlar la iluminación del edificio.

Los pisos subterráneos tendrán ventiladores automáticos de inyección y renovación de aire fresco para evitar la concentración excesiva de contaminantes producidos por la combustión, estos están conectados al sistema inteligente del edificio. Será el tercer edificio en México que cumplirá con la norma obligatoria de eficiencia energética de construcciones no residenciales (NOM-008).
Al parecer, la torre tendrá un mirador en el último piso, superando así al más alto de Latinoamérica, el de Torre Latinoamericana. Se espera que el edificio integre en su concepto 5 niveles para uso público, incluyendo restaurantes, bares, cafés, centros de entretenimiento, etc.

Contará también con 16 niveles subterráneos de estacionamiento en donde se delimitarán mil 161 cajones (en lugar de los 830 requeridos por ley) para ser usados por visitas, vecinos o pensión.
Diseño inteligente y ecológico, recolección de agua, paneles solares, cristales inteligentes.
El área total del edificio será de 73,490 m² en un predio de 8,000 m².

Un nuevo rascacielos dentro del Paseo de la Reforma

Un nuevo rascacielos dentro del Paseo de la Reforma

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario