sábado, 7 de junio de 2014

Aquarium Inbursa a fondo

Aquarium Inbursa a fondo

El yerno del magnate Carlos Slim Helú volvió a construir en la zona de Plaza Carso tres años después de haber edificado el Museo Soumaya.

Esta vez se trató del primer acuario de la ciudad, en un terreno de 1,089 metros cuadrados, inaugurado el viernes por Slim y el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

La complejidad del edificio comenzó con la construcción de una estructura de concreto armado, colado in situ denominado Muro de Milán de 25 metros de profundidad. Alejandro Nasta, director del Aquarium Inbursa, dijo que "el proceso de logística fue muy complejo".

El Muro de Milán es una práctica necesaria en la ciudad de México porque el terreno es lodoso y al realizarse cualquier excavación tiende a caerse. Se debe hacer un corte recto en forma de ranura y se va escavando de forma vertical. Para que la tierra no se caiga se le inyecta un lodo especial llamado bentonita y más tarde se le añade el concreto. La bentonita flota con el concreto por lo que se van forjando los muros y en ese momento ya se puede escarbar sin que la tierra se caiga.

Una vez hechos los Muros de Milán se hizo la excavación para los cuatro niveles subterráneos de los que se compone el acuario, que abrirá sus puertas al público el 11 de junio próximo .

El interior del acuario fue diseñado por los arquitectos Víctor Sánchez, Edgar Delgado y Gerardo Butrón. Éste fue trazado en forma de recorrido para que cada día puedan visitarlo 7,500 personas.

"El acuario se suma a Plaza Carso y se suma al Museo Soumaya y a toda la oferta cultural de entretenimiento que hay en esta zona", dijo Alejandro Nasta.

El recorrido comienza en el salón situado a mayor profundidad y conocido como Oceanario o Sala del Barco Hundido. En la pecera habitan tiburones de punta negra y aleta de cartón junto a la popa de un barco con sirena incluida mientras más de 200 especies de peces vagan libremente.

En el segundo sótano se encuentra la caverna de medusa, el arrecife de coral y los estanques para tocar y alimentar a las mantas rayas. Ya en el primer sótano nos topamos con la playa y la Sala del manglar negro con animales de agua dulce como peces lagartos.

El piso a nivel de calle fue construido con la idea de que los visitantes vean el edificio como una pecera con vistas al exterior. El acuario tiene una extensión de exhibición de 3,500 metros cuadrados y un costo de 250 millones de dólares.

Aquarium Inbursa a fondo

Aquarium Inbursa a fondo

Aquarium Inbursa a fondo

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario