martes, 16 de diciembre de 2014

El lado verde de la torre de César Pelli

El lado verde de la torre de César Pelli

La encargada del diseño paisajístico del complejo de Caixabank, Diana Balmori, explica algunos cambios hechos para, por ejemplo, convertir "en esculturas las chimeneas que asoman de las azoteas verdes".

Sabemos cuántos metros de altura tiene (180), cuántas plantas (39), cómo es su estructura, su sistema energético, su estacionamiento, su mirador, cómo son los edificios a sus pies…, pero ¿cómo es su lado más verde? La arquitecto paisajista, profesora y diseñadora urbana española Diana Balmori, de gran prestigio internacional, es la encargada de convertir en un jardín el complejo del rascacielos de su marido, el también arquitecto César Pelli, y ya se ven los primeros resultados.

Según ha explicado, el proyecto es una «innovación en cuanto a que genera en casi la totalidad de su superficie un nuevo espacio público». Esos espacios son los techos de los edificios podios, a los pies de la torre, que albergarán «tiendas, club de ejercicio, sala de reuniones y espacios culturales», es decir, entre otras cosas, un gimnasio y el Caixafórum diseñado por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra.

«Esos techos han sido convertidos en jardín con sendas para caminar o correr, que se conectan al espacio público de las aceras. Se expande así el espacio público tanto sobre los techos verdes de los podios como el de la planta baja en una extensión de aproximadamente 40.000 metros cuadrados», explica Balmori, cuyo estudio está en Nueva York.

Balmori avanzó a esta redacción que uno de los cambios introducidos durante la ejecución de la obra fue «la transformación en esculturas de las chimeneas que asomaban sobre las azoteas verdes».

Según la arquitecta, lo que más beneficia al ciudadano es «el incremento del espacio de recreación de uso público en la ciudad». «Este paseo tiene ahora varios niveles con experiencias marcadamente distintas. La plaza está definida por los dos podios encerrándola y protegiéndola del sol, con una fuerte actividad peatonal. Sirve de paseo público que corre norte-sur y es sombreado y fresco, con sonidos de agua y variaciones en el grado de sombra. El techo de los edificios podios es un espacio público más soleado, con cobertura vegetal continua y baja permitiendo grandes vistas hacia la ciudad».

¿Y qué opina Balmori del avance de las obras? Pues que dadas «todas las dificultades económicas que ha atravesado España en los últimos años, el avance ha sido lento, lo cual es entendible, pero con muy buenos resultados».

En cuanto a los cambios introducidos respecto a lo diseñado inicialmente, asegura que, en general, se ha seguido «lo sugerido». En su opinión, han existido algunos cambios «positivos», como la ubicación al otro extremo de la torre del Caixafórum. «Acentuará la actividad en este espacio público, se creará en la zona un nuevo polo de atracción para la gente sevillana, que utilizará este espacio para comer, participar de eventos culturales, realizar un paseo de compras o descansar próximo a las fuentes».

La paisajista asegura que han seguido los trabajos «constantemente» y que ella y su equipo desean hacer una visita a la obra a principios de 2015. En cuanto a cuándo se podrá inaugurar el rascacielos y el complejo a sus pies, Balmori sólo indica que «la obra está previsto que concluya pronto».

De hecho, los trabajos de plantación están muy avanzados, si bien se necesitará algún tiempo para que las especies plantadas, como las palmeras, crezcan.

Según fuentes consultadas del proyecto, por ahora los trabajos en la torre se centran en ascensores, en retoques en las plantas más altas y, sobre todo, en el vestíbulo. Estas mismas fuentes apuntan que el rascacielos no estará listo hasta, por lo menos, febrero, si bien el calendario de Caixabank marcaba que las obras concluyeran a finales de este mismo año en la torre.

Hay que recordar que ésta se inaugurará «en bruto», puesto que serán sus inquilinos los que perfilen los acabados interiores y, sobre todo, su distribución. Es lo que hará, por ejemplo, Hotusa, grupo hotelero catalán que abrirá en las plantas más altas de la torre. El primer trimestre de 2015 es la fecha marcada para acabar los edificios podios, si bien no hay fecha para la reurbanización de la zona y el arranque de las obras del Caixafórum se están retrasando.

Sobre Diana Balmori

Diana Balmori nació en Gijón, pero pasó la mayor parte de su infancia en Inglaterra, antes de que su familia se mudara a Argentina, donde estudió arquitectura y conoció a su marido, César Pelli. Ambos estudiaron en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional de Tucumán. Luego emigró a Estados Unidos, donde continuó su educación en la Universidad de California en Los Ángeles. En 1990 fundó Balmori Associates con un estilo reconocido por la forma en que se crea una interfaz fluida entre el paisaje y la estructura en el desarrollo de los espacios públicos urbanos. Sus innovaciones en sistemas sostenibles como los llamados techos verdes han sido ampliamente reconocidas. Tiene obras en Bilbao, Nueva York (donde vive y trabaja) y en países como Corea, Colombia, China, Canadá e Italia, entre otros.

El lado verde de la torre de César Pelli

El lado verde de la torre de César Pelli

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario