lunes, 22 de septiembre de 2014

Casa suspendida en el acantilado

Casa suspendida en el acantilado

Esta casa canadiense de Patkau Architects está anclada a una roca con cuerdas de acero de modo que pisa ligeramente el suelo y está suspendida sobre el Océano Pacífico.

La Tula House por los arquitectos Patkau Architects con base en Vancouver fue diseñada como la casa principal para una pareja casada en la isla de Quadra, casi seis horas al norte de Vancouver. También funciona como la sede informal de su organización, Fundación Tula, la cual apoya iniciativas ambientales y de asistencia médica.

La remota casa, en la cima de un acantilado, descansa a 13 metros sobre el agua, y está rodeada de paisajes espectaculares. Hay un bosque detrás, y el Estrecho de Georgia está justo en frente, en donde los dueños pueden ver las montañas de British Columbia a la distancia.

“La topografía del lugar es altamente irregular, y los prospectos son diversos,” dijo el arquitecto John Patkau. “Un sitio es de hecho muchos sitios.”

La casa reemplaza una ruinosa cabaña, e intenta realinear el sitio con sus alrededores, según los arquitectos, cuyos otros proyectos incluyen un conjunto de refugios temporales para patinadores en hielo y diseños para seis casas de tierra protegida en terrenos circundando la casa Fallingwater de Frank Lloyd Wright.

Tierra que había sido rellena extensamente fue removida para revelar el terreno natural del sitio, y la vegetación nativa que había sido arrancada fue replantada.

"Más que una simple vivienda, los dueños querían una casa arquitectónicamente diseñada que respondiese sensiblemente al entorno rico y variado.” Patkau nos comentó.
Esta casa está diseñada como un edificio de una sola planta para darle una conexión más íntima y directa con el paisaje, y presenta un techo cubierto de musgo para ayudarle a mezclarse con las colinas de basalto cercanas.

Su estructura principal está formada de concreto, excepto por la sección voladiza, que sobresale aproximadamente 6.5 metros y está construida con madera y un armazón de acero.

Paredes de piedra bajas enmarcan la entrada desde la calle, y están diseñadas para hacer que la casa tenga una sensación de arraigo en el paisaje. Un revestimiento de paneles de cemento de fibra negra también ayuda a que la casa se camuflaje entre sus alrededores.

“Desde una distancia el oscuro color carbón se pierde en el paisaje, para que este pueda ser dominante,” dijo Patkau.

Un patio central con una alberca superficial fue incluido para traer el rasgo más prominente -el agua- aun más adentro del plan, y un piso de concreto irregular con la impresión de vidrio roto ha sido diseñado para imitar los escombros que flotan hasta la costa.

El plano fue inspirado por una concha marina, con habitaciones que se enrollan alrededor del patio central y se abren a las extremidades para revelar distintas vistas.

La sala de estar da al este y disfruta de una vista ininterrumpida del agua, con una pared panorámica de vidrio extendiéndose sobre el techo y debajo del piso para crear una conexión constante con el entorno.

Un piso con anchas tablas de roble blanco complementa la iluminación de esta habitación, y vigas de madera linear en el techo dirigen, sutilmente, nuestros ojos hacia la vista. Secciones triangulares de vidrio en el piso también revelan vistas del agua y las piedras debajo.

Una terraza cubierta a un costado de la sala de estar da espacio para comidas informales al aire libre, e incluye una barandilla de cristal sin marco alguno.

Un estudio cubierto al otro lado de la casa también tiene una terraza, y está separado de la sala de estar por una pared de concreto puesta ligeramente sobre el suelo.

Un comedor formal se encuentra detrás, y ligeramente arriba, de la sala de estar, y también sirve como un espacio para juntas.

La cocina está en el lado sur de la casa, y tiene un pequeño rincón en el extremo, el cual es un mirador para una pequeña cuenca de la marea y atrapa luz solar durante el día.

Tres habitaciones han sido arregladas en el lado norte de la casa, ofreciendo vistas del bosque y el agua. Cada una tiene su propio baño y un guardarropa que también funciona como una división de espacios, rodeando un vestidor más privado detrás de él.

Largos y angostos domos siguen los ángulos irregulares del plano, proporcionando rayos de luz en las habitaciones debajo.

Casa suspendida en el acantilado

Casa suspendida en el acantilado

Casa suspendida en el acantilado

Casa suspendida en el acantilado

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario