domingo, 3 de agosto de 2014

Chetwoods crea una torre abiertamente icónica

Chetwoods crea una torre abiertamente icónica

El estudio británico Chetwoods ha dado a conocer una propuesta para crear la torre más alta del mundo en la ciudad china de Wuhan, con una serie de funciones ambientales que tratarán de purificar el aire y lagos contaminados de la ciudad.

Las torres Phoenix, el más alto de los que llegan al kilómetro en su punto más alto, fueron comisionadas por Yan Hua Group de China para ser una atracción "icónica" de un plan maestro de 47 hectáreas que ocupa una isla en uno de los muchos lagos de Wuhan.

Cuando esté terminado, el más grande será la estructura más alta del mundo, elevándose a más de 150 metros sobre el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa.

Basados en una propuesta de 2009 ganadora de competencias, Chetwoods desarrolló la creación de un nuevo puente en Londres, se le pidió a la empresa crear una propuesta que pudiera incorporar funciones ambientales a gran escala, así como proporcionar el punto focal para una larga avenida de tres kilómetros.
La más alta de las dos torres contiene múltiples sistemas de filtración para limpiar el agua del lago y el aire circundante, así como plantas de energía solar.

La segunda estructura cuenta con una fachada perforada con un sistema de celosía para ventilación y control de luz, y contiene un amplio jardín vertical, así como restaurantes, galerías, bares y otras instalaciones de ocio. Las torres ocuparán el espacio de siete hectáreas.

"En China, si se le ocurre una idea un poco loca, es casi no lo suficientemente loca", la fundadora del estudio Laurie Chetwood nos comentó. "Es lo opuesto al Reino Unido”.

"Fue descaradamente icónica", dijo Chetwood. "Querían llevar la experiencia de la torre Eiffel a una etapa superior. No sólo se quedan ahí paradas y se convierten en un símbolo icónico de Wuhan, tiene que hacer un trabajo. Hemos aplicado tantas ideas medioambientales como era posible para justificar la forma y el tamaño de ellas".

Ambas torres, que se han creado en colaboración con los ingenieros de WSP, tienen una superestructura de acero, y un núcleo y base de concreto.
El fondo de cada torre se ha diseñado para emular el sistema de raíces elevadas de un árbol de mangle, con contrafuertes que conectan cada estructura al suelo, creando así un espacio abierto por debajo y alrededor de la base para las funciones turísticas.

"Los chinos son muy dispuestos comercialmente, como se puede imaginar", dijo Chetwood. "Esta es una gran idea turística justo en uno de los lagos más grandes de Wuhan. Han usado la idea del medio ambiente, pero, obviamente, siempre está el elemento comercial en la base de ello”.

Sólo la mitad de la torre más alta será habitable, con la parte superior dedicada a las funciones mecánicas. Está siendo diseñada para funcionar como una "chimenea térmica", la parte superior debe ser calentada por el sol y llevar aire frío a través de sus sistemas de filtración.
"Haremos lo mismo con el agua, por lo que el agua se extrae a través de la torre, se limpia y luego se vuelve a poner en el lago", explicó Chetwood, agregando que la altura de la torre sería una pieza clave en su funcionalidad.
"Tenía que ser algo muy impresionante para llamar la atención a tres kilómetros de distancia. Pero hay mucho en la altura que no se muestra, mucho de ello también tiene que ver con el aspecto ambiental”.

Otras características ambientales incluyen revestimientos fotovoltaicos, aerogeneradores, calderas de biomasa y pilas de combustible de hidrógeno.
El diseño de las torres se basa en el simbolismo alrededor del mitológico Fenghuang, el ave fénix chino, que se representa tanto por un macho como por una hembra.

"Es una imagen bastante estereotipada", explicó Chetwood, quién dijo que la torre más alta era el macho, que contiene la mayor parte de las funciones ambientales activas y llevar aire limpio y frío, agua y electricidad a la más “pasiva” torre hembra.

Chetwood dijo que el diseño también era una respuesta a algunas de las críticas acerca de la creación de proyectos por arquitectos occidentales en China que no mostraban ninguna relación con el contexto local.

"Realmente es una fuerza para el bien porque ha habido bastantes críticas a estos diseños occidentales, diseños casi irresponsables", dijo. "Esto está destinado a abrazar la cultura con la idea de fénix/dragones, pero también está haciendo un trabajo ambiental muy superior y teniendo en cuenta los factores ambientales alrededor de las torres".

Chetwood espera que el proyecto comience en el sitio dentro del próximo año y que tome al menos tres años en completarse.

Al final del año pasado, la firma de arquitectura holandesa 3XN completó un centro comercial en Wuhan, con una fachada cubierta de bolas de plata.

En 2011, Adrian Smith y Gordon Gill comenzaron a trabajar en el sitio de un rascacielos de un kilómetro de alto en Jeddah. Con más espacio habitable que las torres de Chetwood, la Kingdom Tower será el edificio más alto del mundo.

Chetwoods crea una torre abiertamente icónica

Chetwoods crea una torre abiertamente icónica

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario