lunes, 3 de marzo de 2014

Casa Morro do Querosene

Casa Morro do Querosene

Destinada a un matrimonio de profesores universitarios, la casa está ubicada en el morro de Querosene, próximo a la Ciudad Universitaria de San Pablo, Brasil. Fue realizada por el arquitecto brasileño Alvaro Puntoni, con la colaboración de João Sodré y Jonathan Davis, integrantes de Grupo SP.Ocupa un lote de 10 x 40 metros que presenta desniveles pronunciados.

Así, gran parte de su superficie queda ubicada por debajo del nivel vereda-calle. Según los autores, esta condición del terreno les permitió “proyectar la casa como un extenso espacio abierto que se relaciona de forma directa y transparente con la calle y garantiza la privacidad de sus usuarios”. La relación espacio doméstico-espacio urbano y territorio es, así, el primer gesto que define la obra.

Este gran espacio privado que se ofrece a la vista del público se desarrolla en una triple altura. Queda limitado, en el lado sur, por un volumen paralelo al muro medianero que atraviesa todo el espacio, y que funciona como un “bloque cerrado de tres pisos que contiene todos los servicios, equipamientos y dormitorios”. En la cara opuesta, esto es, en el lado Norte, una pared libre alberga una biblioteca que toma toda la altura. Sólo en planta baja se transforma en estantería y contiene una chimenea. Esta singular pared “revestida de libros, tiempo e historia” es, de hecho, el elemento protagónico de la vivienda.

Por pasarelas y entrepisos metálicos se accede al muro-biblioteca y a los 7500 libros que atesoran los comitentes. Esos entrepisos, a su vez, conforman el escritorio-estudio en el nivel superior. Las relaciones visuales entre entorno urbano y vivienda se potencian a través de las fachadas, materializadas como grandes superficies trasparentes. Así, “se puede ver el lejano paisaje a través del espacio vacío de la casa”.

Ahora bien, mientras el espacio interior queda a la vista, el desnivel actúa como límite que aísla, o al menos dificulta, el contacto directo con la calle, y por esta vía preserva la intimidad. En efecto, la planta baja donde se encuentran el acceso y el estar queda ubicada tres metros por debajo del nivel de la calle. Una escalera paralela a la línea municipal y con poca presencia urbana es el nexo que vincula el espacio público con el privado.

Una escalera paralela a la línea municipal y con poca presencia urbana es el nexo que vincula el espacio público con el privado. Las soluciones constructivas, simples, responden a una inteligente economía de recursos. La intención, enfatizan los autores, fue reducir al máximo las acciones necesarias para su construcción. El sistema estructural combina piezas prefabricadas con bloques de hormigón armado.

Los sanitarios se encuentran encolumnados dentro del bloque cerrado y cuentan con luz cenital; su cerramiento lateral (hacia el estar) es de vidrio serigrafiado blanco. La luz difusa que emana de estos planos que se repiten en los dos pisos superiores impacta en el espacio del estar y hasta en la pared-biblioteca, y agrega una nueva textura al ambiente. Por esta vía, solución técnica e intencionalidad estética se concilian y completan entre sí.

Las estanterías metálicas de la biblioteca se apoyan en la estructura de hormigón; unos tensores las vinculan también a la losa de la cubierta para evitar deformaciones por el peso de los libros. Por otro lado, no tocan el cierre lateral, que está protegido por una chapa metálica ondulada formando una cámara de aire. Esto no solo favorece la aislación térmica, también evita la humedad.

Pisos monolíticos de baldosa hidráulica, paredes de bloques de hormigón sin revestimiento, e instalaciones a la vista completan el carácter arquitectónico buscado por Grupo SP. Como valor agregado, la terraza (resuelta con una losa prefabricada) contiene un espejo de agua que, además de sus connotaciones estéticas, asegura el confort térmico de la vivienda.

Los autores

Conformado en el año 2004 como una plataforma abierta de arquitectos que se reúnen para proyectos y concursos, Grupo SP desarrolla una arquitectura vinculada a las búsquedas y los derroteros expresivos de la llamada “Escuela Paulista”. Los propios integrantes del Grupo reconocen su deuda con João Batista Vilanova Artigas, autor del edificio-sede de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Pablo, y con Paulo Mendes da Rocha, responsable de la Casa Gerassi y del Museo Brasileño de Escultura, entre otros.
Así, las obras de Grupo SP exploran los alcances de la modernidad y refuerzan el carácter constructivo-material de los proyectos. En el proceso, cabe agregar, atenúan –y simplifican- la expresión de elementos de arquitectura y detalles menores. En síntesis, se trata de una arquitectura que enfatiza la relación primera (y primaria) entre forma, materia y espacio.

Casa Morro do Querosene

Casa Morro do Querosene

Casa Morro do Querosene

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario