sábado, 3 de agosto de 2013

El terreno que nadie quería

El terreno que nadie quería

Este particular edificio se sitúa en Shiga, Japón, en un terreno triangular de dimensiones muy desfavorables para la construcción. Sin embargo la oficina japonesa Eastern Design Office, consiguió hacerlo.

La forma del terreno es un triángulo agudo que es inusual para la construcción de una casa.

El sitio es una gran plancha de hierro en forma de cuña que se encuentra en una esquina entre dos calles que se fusionan en un ángulo agudo. Este terreno nunca fue utilizado para uso residencial ni para el desarrollo industrial, ya que nadie lo quería comprar, y el sector público no invertiría para convertirlo en un parque. Por lo tanto, el lote se mantuvo.

La elevación de este edificio toma la forma de la parcela triangular. Se trata de un complejo residencial triangular de 13 metros de altura con la línea base de 23 metros por una altura de 12m por la línea oblicua de 23 m.

En cuanto a su interior, del nivel 1 al 3 son dos unidades en cada piso y una en la cuarta planta. Cada habitación se compone de un salón, una habitación para dos camas, un baño prefabricado, un sistema de cocina y un aseo. Cada espacio está previsto para alquilarse fácilmente por gente de la ciudad.

En cuanto a su tectónica, el edificio es formado por cuadrados de bloques de piedra, hormigón, vidrio y cristal creando un mosaico de materiales en el exterior del edificio.

El terreno que nadie quería

El terreno que nadie quería

El terreno que nadie quería

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario