miércoles, 10 de julio de 2013

Torre Manacar

Torre Manacar

Teodoro González de León, a sus 86 años, es el artífice de espíritu clásico con la firme convicción de que la mejor arquitectura se construye en el presente pensando hacia el futuro.

"El presente es lo que más debería interesar a un arquitecto. Hacemos el futuro enfrentando al presente", afirmó.

Una vivienda grande y tres edificaciones, son parte de los planes actuales del arquitecto. Uno de estos es la torre de 140 metros que se levanta en lo que era el “Cine Manacar” y que será un nuevo referente al sur de la Ciudad de México.

La personalidad arquitectónica de González es ya conocida como un sello distintivo en el Distrito Federal: los grandes bloques de concreto cincelado, la gran escala y a la vez, el minimalismo.

"La Ciudad de México es complejísima, sucia, corrupta, pero de una intensidad inigualable. Puedes visitar ciudades europeas bellísimas que son pequeños cementerios de calles vacías", señaló el arquitecto.

El Auditorio Nacional, el Museo Tamayo y el Colegio de México son algunas de sus obras, mismas que se han convertido en símbolo y referencia de la ciudad, lo que en argot arquitectónico se conoce como un landmark.

"¿Y cuál es tu edificio preferido?", le preguntaron. "El que estoy construyendo en este momento, no pierdo tiempo con el pasado, lo asumo y lo conozco, pero el presente es lo que más me interesa", respondió.

El estilo arquitectónico de Teodoro, en gran parte, proviene de su experiencia en Francia. A los 21 años recibió una beca para trabajar en el taller de uno de los pilares de la arquitectura moderna: Le Corbusier, donde aprendió algunos principios de urbanismo y vivienda popular.

"Sus construcciones me impresionan por la sobria elegancia de su diseño, la economía de sus líneas y la solidez armoniosa de sus volúmenes", escribió Octavio Paz sobre la peculiaridad de su arquitectura.

González de León no solo ha sido reconocido en México, sino también a nivel internacional. Tiene el nombramiento de miembro honorario del American Institute of Architects, la Academia de Artes, la Academia Internacional de Arquitectura y del Colegio Nacional.

La Universidad Ricardo Palma de Perú y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) le concedieron el título de doctor honoris causa.

Torre Manacar

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario