miércoles, 1 de mayo de 2013

Un nuevo acuario en Corrientes pretende ser un atractivo turístico importante

Un nuevo acuario en Corrientes pretende ser un atractivo turístico importante

En la provincia de Corrientes, el proyecto del estudio Hampton + Rivoira Arquitectos y Cristian Carnicer promete convertirse en una de las mayores atracciones turísticas de la provincia.

Entre las lagunas, pantanos y esteros que siguen el curso del río Paraná, en Corrientes, el estudio Hampton + Rivoira Arquitectos y Cristian Carnicer, proyectaron un acuario circular, que promete convertirse en una de las mayores atracciones turísticas de la provincia. En el predio de la Avenida Costanera Gral. San Martín se levantará el gran contenedor de la vida subacuática propia de los Esteros del Iberá, donde convivirán yacarés, tortugas y pirañas.

Hasta ahora, el terreno estaba ocupado por el zoológico, cuya población se mudará a pocos kilómetros de la zona urbana Paso de la Patria. Una isla flotante, circular, compacta y orgánica invitará a los visitantes a ingresar a un sector acotado de la costanera. Allí arrancará el recorrido, rodeado de situaciones propias de la naturaleza acuática de la región. El proyecto cuenta con el asesoramiento de la Fundación Temaikén, que en 2009 encomendó al mismo estudio el proyecto del Aviario, una jaula invisible, de mínimo impacto, que promueve el contacto directo con el mundo de las aves. En el mismo sentido, este acuario genera una aproximación a las especies acuáticas de agua dulce características de la región.

El sitio cuenta con un centro de interpretación, servicios, tienda de recuerdos y bar. Los proyectistas buscaron transmitir distintas sensaciones: "Descubrimiento, curiosidad y sugestión a través de un edificio de referencias insinuadas a los contextos a los que se pretende inducir a los visitantes", definen Hampton y Rivoira. Entre los desafíos proyectuales, los arquitectos tuvieron que lidiar con cuestiones propias del comportamiento de los peces, el tipo de agua que necesitan y cuánto espacio requieren para circular. "No se podía usar agua del río, que viene del Bermejo, con grandes cantidades de arcilla en suspensión, imposible de decantar. Optamos por el agua potable, desclorificada, que se renueva ocho veces por día en una planta de tratamiento", señala Jorge Hampton. Esta planta ocupará una isla menor, donde se potabilizará un millón de litros de agua diarios.

Un nuevo acuario en Corrientes pretende ser un atractivo turístico importante

Un nuevo acuario en Corrientes pretende ser un atractivo turístico importante

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario