jueves, 18 de abril de 2013

Homenaje a Pedro Ramírez Vázquez en el Palacio de Bellas Artes

Homenaje a Pedro Ramírez Vázquez en el Palacio de Bellas Artes

El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, diseñador y constructor de obras como el Estadio Azteca, la Basílica de Guadalupe, el Congreso de la Unión y el Museo Nacional de Antropología e Historia, recibió la medalla de oro de Bellas Artes y una más por 65 años de antigüedad en el Colegio de Arquitectos de México y la Sociedad de Arquitectos.

El reconocimiento realizado en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México fue encabezado por la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, quien se refirió al homenajeado como “un hombre inclasificable, cuyo talento se preserva en sus obras como parte del paisaje urbano de la Ciudad de México”.

Después de recibir las dos medallas, en el contexto del Día Nacional del Arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez agradeció los reconocimientos y en una breve reflexión, destacó que los valores son permanentes y lo que cambia son las técnicas y los propósitos, pero los materiales son los mismos.

“Para cumplir sus fines, la arquitectura requiere de nuevas tecnologías y el aprovechamiento de los materiales, en la medida que se aplique con eficacia y verdad, entonces pueden adquirir belleza”, dijo el arquitecto nacido en la ciudad de México el 16 de abril de 1919.

A lo largo de su carrera, Ramírez Vázquez ha mantenido su habitual modestia, como cuando, con motivo de la celebración de sus 90 años señaló en una conferencia: “No soy Tamayo ni Diego Rivera, y mucho menos el Dr. Atl, soy sólo un técnico de la arquitectura que aprendió a ser nacionalista al trabajar con el secretario de Educación, Jaime Torres Bodet, y con el ex presidente Adolfo López Mateos”.

A su vez, Consuelo Sáizar destacó que el arquitecto y urbanista, autor también de la Torre de Tlatelolco y el Museo de Arte Moderno, además de la capilla de la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro en el Vaticano permite percibir emoción estética en su obra. La obra de Ramírez Vázquez a quien definió como “uno de los grandes arquitectos del país”, conserva su fuerza, poderío y vitalidad, además de que es propositiva, afirmó la funcionaria.

Además de carrera como arquitecto, Ramírez Vázquez ha impartido clases y ha fungido lo mismo como secretario de Asentamientos y Obras Públicas, que como presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 1968, celebrados en México, donde además colaboró en el diseño de la imagen gráfica.

Al homenaje al ganador del Premio Nacional de Bellas Artes en 1973, acudieron el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, Enrique Fernández, el presidente del Colegio de Arquitectos, Arturo Aispuro y la directora del INBA, Teresa Vicencio.

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario