jueves, 18 de febrero de 2010

Henderson Wave Bridge, el puente peatonal en forma de serpiente más alto de Singapur.

Henderson Wave Bridge, el puente peatonal en forma de serpiente más alto de Singapur

Ubicado en las cordilleras del sur de Singapur, con 36 metros por encima del Henderson Road, el Henderson Wave Bridge se lleva el título del puente peatonal más alto de la República ubicada al Sudeste Asiático y, con su forma ondulada de siete semicurvas alternadas por encima y por debajo de su cubierta, el único en el mundo.

Singapur es un país pequeño, sin embargo, cuenta con jardines, parques y bellos paisajes que lo hacen único y especial. Con ello, el Henderson Wave Bridge, considerado como uno de los últimos iconos construidos en esa urbe, por su diseño tan particular con formas onduladas, permite obtener diferentes perspectivas de la ciudad y de los paisajes característicos del sur de la República, así como del Heartlands, el mar y el distrito central de negocios.

Con 36 metros por encima del Henderson Road, el Henderson Wave Bridge es el puente peatonal más alto de Singapur. Su construcción fue objeto para conectar las colinas de Monte Faber y Telok Blangah Hill.

Aunque con diferente antigüedad a la del puente del Gran Canal de Venecia, el Henderson Wave Bridge es un excelente ejemplo de una estructura peatonal, elegante, moderao y funcional. Abierto desde el 2008, el puente se extiende a lo largo de 300 metros sobre el Henderson Road.

Henderson Wave Bridge se encuentra en las cordilleras del sur de Singapur, conectando una hermosa franja de 9 kilómetros de jardines que constan principalmente de tres parques: Mount Faber, Telok Blangah Hill Park y Kent Ridge Park, que con frecuencia son comparados con el Central Park de Nueva York. El puente en sí mismo es impresionante. La cubierta está hecha de miles de listones de madera Balau, perfectamente cortadas y dispuestas a lo largo de la cubierta que funje como columna vertebral de un enorme serpentear. Cada curva ondulante en forma de caparazón por encima de la cubierta, protege las zonas de asientos resguardando al visitante que observa las diferentes perspectivas de la ciudad que esta estructura ofrece por la forma tan singular en la que fue diseñada.

Con este icono artístico Singapur tendrá mayor probabilidad de convertirse en un lugar obligado para el turismo, así como una República con mayor actividad al aire libre y disfrutar de la vegetación que aún se conserva y aprecia en la zona, y no sólo como una gran jungla de concreto que año con año se acrecenta.

El puente esta diseñado a partir de una forma única integrada por siete curvas onduladas de acero compuestas de -costillas- que alternadamente, se levantan por encima y por debajo de la cubierta. La -costillas- curvadas generan pequeños espacios en forma de nichos que funcionan como refugios con asientos en su interior.

La cubierta y los laterales han sido forrados de listones de madera Balau amarilla, un material único en Asia sudoriental, con el objeto de unificar la estructura por medio de la textura, color y tono del acabado. Otra característica relevante de esta obra de arte, son las dimensiones de las lamas que marcan la altura en que te encuentras a lo largo del puente.

En virtud de haberse construido con una gran cantidad de madera, el Consejo Nacional de Parques [NParks], quién es el encargado del mantenimiento de la estructura, ha prohibido fumar por razones de seguridad, aún considerándose un espacio al aire libre. Más allá del puente y de un kilómetro a pie sobre la colina, se llega a experimentar la caminata entre los bosques y senderos serpenteantes tierra.

La iluminación artificial es proporcionada a partir de LED's que funcionan de 19:00 hrs. a 02:00 hrs. del otro día, enfatizando las formas de ondulares en toda la longitud del puente, llenándolo así, de un resplandor distintivo y único en la zona.

El Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong inauguró oficialmente el Henderson Wave Bridge, junto con Alexandra Arch el 10 de mayo de 2008.


Por Arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario