jueves, 7 de enero de 2010

Arquitectura Contemporánea

Arquitectura Contemporánea

ARQUITECTURA MINIMALISTAJustificar a ambos ladosDenominación para una corriente artística contemporánea, que utiliza la geometría elemental de las formas, en una estrecha relación con el espacio en que se inserta la obra, pues considera que "todo es parte de todo".
El minimalismo se fija sólo en el objeto y aleja toda connotación posible, evita cualquier reflejo de la interioridad del artista.

Este movimiento surge a mediados de los años sesenta como una reacción contra el subjetivismo y emocionalismo del Expresionismo Abstracto con su énfasis en la improvisación y la espontaneidad, proponiendo en su lugar un arte totalmente preconcebido, de ejecución anónima y de gran claridad, rigor conceptual y simplicidad. Sus principales características son: máxima inmediatez subrayando la importancia del todo sobre las partes- superficies inmaculadas, colores puros, formas simples y geométricas realizadas con precisión mecánica, y la utilización de materiales industriales de la manera más neutral posible de modo que no se alteren sus calidades visuales.

Sencillez en su máxima expresión
El minimalismo es una tendencia que afecta al interiorismo y a la arquitectura. Surge en la década de los años 80 en Italia, país que siempre ha sido punto de referencia en el diseño de muebles y ambientes, y nace como respuesta a la excesiva sobrecarga de adornos y diseños complicados que existían en la época. Tambien en él se muestra la influencia de la estética oriental y, más concretamente, de la japonesa.

El minimalismo está pasando de ser tendencia a ser moda. De hecho, estamos invadidos por una estética minimalista que contrasta con el alma barroca del español (como buen latino), consumista y recargado por espíritu y tradición.
El lema que unió a los diseñadores minimalistas fue 'less is more' (menos es más). A partir de esta idea, se pretendió despojar a los hogares de adornos supérfluos que no significaran un elemento de utilidad dentro de una casa.
Preciso para personas obvias El minimalismo centra su atención en formas simples y puras, dando una gran importancia al espacio y a los materiales ecológicos. Se busca un máximo efecto con un número mínimo de elementos. Es ideal para personas ordenadas y sobrías.
El uso del color es muy importante, ya que este estilo requiere de una monocromía absoluta en suelos, techos y paredes, complementándose con los muebles. Es decir, el contraste lo dan algunos objetos decorativos o muebles en tonos totalmente distintos a la gama que se usó en los acabados. En una decoración minimalista las tonalidades son suaves, predominando el blanco y el crudo. No hay que olvidar que el blanco es un color con una amplia gama de subtonos capaces de resaltar la arquitectura del lugar.

Todos los elementos decorativos deben combinar con las telas de los sillones y con los tapetes. No utiliza los estampados en sus composiciones, más bien emplea textiles lisos. Así, la atmósfera resulta fresca, relajada y muy contemporánea. Entre los elementos que introdujo el minimalismo destaca el uso del cemento, que llegó tímidamente a la decoración pero tiene cada vez más seguidores porque en sus diferentes tonos, terminaciones o texturas, el cemento alisado es un elemento con potenciales sin límites. Hay que prestar especial interés a los materiales de las habitaciones, que deben elegirse con cuidado para no caer en la simplicidad.
A relajarse La combinación de líneas rectas, modernas y funcionales de la pauta del estilo minimalista se enriquece también con toques de color, sutiles juegos de materiales y el uso atinado de adornos pequeños. Sin duda el estilo minimalista resulta más relajado y limpio que la decoración recargada tan utilizada en otras épocas.

El término minimalismo nació para un arte que no quería ser ni pintura ni escultura y ha terminado siendo de todo. El crítico británico Richard Wollheim lo empleó por primera vez en 1965 para referirse a la radical reducción racionalista promovida por las nuevas tendencias del arte. Desde entonces este término ha crecido y ha mudado hasta instalarse por doquier empezando por la arquitectura.

Características de la arquitectura minimalista:
Conceptos como reducción, síntesis, depuración, austeridad, orden, repetición, desnudez ornamental o pureza material parecen haber dejado de llamarse racionalistas, para ser definitivamente identificadas como minimalistas.
El minimalismo puede considerarse como la corriente artística contemporánea que utiliza la geometría elemental de las formas. Las formas son las que establecen una estrecha relación con el espacio que las rodea. Para ello el artista se fija sólo en el objeto y aleja toda connotación posible.

Características:
1.- Abstracción
2.- Economía de lenguaje y medios
3.- Producción y estandarización industrial
4.- Uso literal de los materiales
5.- Austeridad con ausencia de ornamentos
6.- Purismo estructural y funcional
7.- Orden
8.- Geometría elemental rectilínea
9.- Precisión en los acabados
10.- Reducción y síntesis
11.- Sencillez
12.- Concentración
13.- Protagonismo de las fachadas
14.- Desmaterialización

Teorías sobre el origen del minimalismo
Hay quienes consideran que el minimalismo es una versión corregida y extremada del racionalismo y de la abstracción con que las artes responden a la aparición revolucionaria de la industria a finales del s. XIX. En este momento, el arte y la arquitectura modernos adoptaron la máquina como modelo de obra autosuficiente reducida a su pura esencia y en pos de una autonomía. La nueva arquitectura rechazaba la tradición de estilos que habían constituido durante siglos su repertorio constructivo, en un intento de evitar todo simbolismo y subjetivismo...
si necesitas profundizar mas sobre el tema o invetigar sobre la arqitectura minimalista, sobre tiene que entrar a estas direcciones o links interesantes....
El término minimalismo nació para un arte que no quería ser ni pintura ni escultura y ha terminado siendo de todo. El crítico británico Richard Wollheim lo empleó por primera vez en 1965 para referirse a la radical reducción racionalista promovida por las nuevas tendencias del arte. Desde entonces este término ha crecido y ha mudado hasta instalarse por doquier empezando por la arquitectura.

Otros consideran que el minimalismo es el penúltimo estadio del clasicismo que recorre la cultura occidental. En este sentido está la influencia que la sobria arquitectura japonesa tiene sobre muchos diseñadores e interioristas occidentales contemporáneos. Es conocido el impacto que tuvo la presencia en 1893 del sencillo pabellón japonés Ho-o-den en la grandilocuente Exposición Universal de Chicago.

Sea como fuere, el minimalismo se ha convertido en un estilo internacional empleado por una parte de la producción artística contemporánea, más como una actitud abierta que como un estilo cerrado.
El destino final es obtener la forma elemental y universal.

Otros consideran que el minimalismo es el penúltimo estadio del clasicismo que recorre la cultura occidental. En este sentido está la influencia que la sobria arquitectura japonesa tiene sobre muchos diseñadores e interioristas occidentales contemporáneos. Es conocido el impacto que tuvo la presencia en 1893 del sencillo pabellón japonés Ho-o-den en la grandilocuente Exposición Universal de Chicago.

En 1925 el arquitecto franco-suizo, Le Corbusier llamaba a superar los antiguos lenguajes y a trascender las aportaciones del cubismo mediante el purismo. "Los nuevos tiempos exigen un espíritu de exactitud, un espíritu nuevo", argumentaba. En el clima de estas declaraciones publicó un ensayo con el título "El arte decorativo de hoy". En este artículo Le Corbusier pretendía señalar la contradicción de los términos: decoración y modernidad. Además cita en este ensayo como precedente la tesis de 1908 de Adolf Loos que relaciona ornamento con delito. Todas las ideas de Le Corbusier quedan plasmadas en los diseños y en las viviendas que desarrolla en estos años.

Por su parte, el arquitecto Mies van der Rohe está considerado como el más influyente precursor del minimalismo arquitectónico contemporáneo. Esto queda reflejado en sus prismas perfectos como la casa Farnsworth o el edificio Seagram. Mies incorpora términos como economía, orden fundamental, regularidad o pureza material. Con su aplicación, el arquitecto consigue que la forma derive de la estructura y los materiales se usen de forma auténtica, sin camuflajes estilísticos. Se trata de conseguir la pureza clásica gracias a la ausencia de cualquier elemento secundario. "Less is more" (menos es más) y "Dios está en los detalles", son los conceptos que Mies añade al minimalismo.

Las obras del Minimalismo buscan la sencillez y la reducción para eliminar toda alusión simbólica y centrar la mirada en cuestiones puramente formales: el color, la escala, el volumen o el espacio circundante. De ahí que usen la literalidad y el acabado industrial, con una ligereza visual, transparencia, empleo de material único y polivalencia. Apenas hay intervención del artista ni manipulación de los materiales.
John Pawson está considerado como el arquitecto que más se ciñe a estas características minimalistas. Este proyectista además estuvo muy atento a la tradición japonesa. Todo esto se observa en obras variadas que van desde proyectos para viviendas y tiendas hasta un austero monasterio cisterciense. Para Pawson el minimalismo es la cualidad que posee un edificio cuando cada componente ha sido reducido a su esencia. Evitar lo irrelevante es para este arquitecto el camino para enfatizar lo importante.

Al costoso trabajo que consiste en hacer invisible la construcción habría que añadir omisiones interiores motivadas por la búsqueda de la pureza y de la reducción de los componentes que definen el espacio. Los marcos, tabiques, puertas y adornos, desaparecen. Es por ello que las Galerías de Arte, los Museos y los Comercios, son idóneos para la aplicación del minimalismo. El nuevo estilo permite que el producto expuesto no tenga que competir por el protagonismo con el espacio que le rodea.

Una de las variantes angulares del minimalis-mo es la desmate- rialización. Esta acción se traduce en la costosa labor que emprenden los arquitectos minimalistas para volver invisible la construcción. Ejemplos de desmaterialización son la Torre de los Vientos de Toyo Ito (un tipo de rascacielos de vidrio), detalles de la Fundación Cartier de Jean Nouvel o la Ghost House de Philip Johnson en New Canaan. En ocasiones, el minimalismo ha llegado a arquitectos en un principio alejados del movimiento. Este es el caso de Norman Foster o de Rafael Moneo.

Moneo habla de la fragmenta-ción, de lo in-formal y de la compacidad de la arquitectura de los 90. Recuerda que la propuesta del minimalismo de una construcción en volúmenes prismáticos subraya, antes que lo formal, lo material. En el Kursaal realiza un ejemplo de fragmentación y una muestra minimalista. Los 'fragmentos' se consolidan y encuentran su lugar en unos volúmenes simples, limpios y compactos que cumplen con su objetivo: albergar un Palacio de Congresos y Sala de Exposiciones. En esta obra, Rafael Moneo también señala lo que constituye una transgresión de la continuidad entre interior y exterior, mediante la transparencia de la fachada. El minimalismo arquitectónico contemporáneo se caracteriza por dar importancia a la materia, y con ella, a las superficies reflectantes, artificiales y livianas, en las que parece concentrarse todo el potencial del diseño.

En una apuesta minimalista por la materialidad más rotunda destacan los arquitectos suizos Herzog y De Meuron. Estos convierten el uso de los materiales (cobre, vidrio traslúcido, basalto o la impresión serigráfica, junto a los volúmenes cúbicos) en un buen ejemplo del interés de la arquitectura minimalista por las fachadas. Herzog y De Meuron afirman: "Con nuestra arquitectura de las superficies pretendemos cuestionar la forma. Esto significa que la superficie y la forma se relativizan mutuamente de manera tan poderosa que ya nada es susceptible de una única interpretación". La apelación a lo propiamente constructivo, junto al respeto por el lugar y el cuidado extremo por los detalles constituyen las características que mejor definen la tradición suiza. No es, pues, extraño que ese país sea uno de los polos más fecundos para la arquitectura minimalista.

Holanda sería el otro polo de influencia del Minimalismo. En este caso lo informe, "las formas sin forma" son características. El máximo exponente es Rem Koolhaas.
El minimalismo de suiza tiene una línea en la que constituye un hito decisivo la aportación de Peter Zumthor. Este arquitecto rechaza toda apelación al minimalismo en trabajos suyos como las termas de Vals (Suiza) o la Kunsthaus de Bregenz (Austria). A pesar de ello, estos dos proyectos ilustran la importancia del material de la fachada y de la geometría básica, carácterísticas típicas del minimalismo arquitectónico.

Tadao Ando también utiliza características del minimalismo como la materialidad y la precisión. Este arquitecto, de origen japonés, ha reflexionado sobre la tradición escultórica minimalista y en él confluyen las culturas oriental y occidental para dotar a su obra de una espiritualidad que se aleja de los rigores funcionalistas. El cobre, la piedra o el vidrio, en Tadao Ando, son el hormigón. Su forma perfeccionista y precisa de emplearlo crea toda una carga de presencia incluso trascendental.

Vittorio Gregotti añade una tercera vía en el trabajo de Ando, que supone "una interpretación rigurosa y altamente religiosa de la tradición constructiva japonesa". En este sentido, algunos han hablado de monotonalidad (que según el crítico Koji Taki sería una suerte de reacción consciente a los valores consumistas a la vez que una asimilación inconsciente de la tradición japonesa en la que los cambios de significado se producen sin grandes gestos y sobre una forma sutil de monotonía), más que de minimalismo en el caso de Tadao Ando. Su trabajo se puede considerar como el fruto de una confluencia en la que se matiza el rigor de la geometría más pura para trazar un espacio, ante todo, humano.

El minimalismo puede considerarse como la corriente artística contemporánea que utiliza la geometría elemental de las formas. Las formas son las que establecen una estrecha relación con el espacio que las rodea. Para ello el artista se fija sólo en el objeto y aleja toda connotación posible.

Coincidiendo con la muestra se publica un catálogo con la reproducción de las obras expuestas y textos de Anatxu Zabalbeascoa y Javier Rodríguez Marcos (comisarios de esta exposición y autores del libro titulado "Minimalismos"). Por otra parte, el Servicio Pedagógico del Museo ha editado un cuaderno didáctico "La estética de lo mínimo y el minimal art", que sirve de ayuda para que el visitante recorra la exposición.
Por otra parte, el Servicio Pedagógico del Museo ha editado un cuaderno didáctico "La estética de lo mínimo y el minimal art", que sirve de ayuda para que el visitante recorra la exposición.
Javier Rodríguez Marcos y Anatxu Zabalbeascoa además de periodistas y críticos de arte y arquitectura son los comisarios de la exposición: "Minimalismos. Un signo de los tiempos". En una entrevista con Bravobuild, Javier y Anatxu explican el desarrollo de una exposición en la que "la arquitectura lo recorre todo dada la importancia que el minimalismo concede en todas sus manifestaciones al espacio, aunque en el caso de ejemplos concretos hay una decena de obras de arquitectos.

Estos ejemplos son una selección de todo la arquitectura minimalista que se ha dado desde los años 60 hasta la fecha actual".
Javier Rodríguez Marcos y Anatxu Zabalbeascoa (comisarios de la muestra) nos explican que la exposición se compone de maquetas, fotografías, dibujos, diapositivas, etc. "Además, hay ejemplos de piezas de mobiliario diseñadas por arquitectos (Rietveld, Moneo, Nouvel…)". Todas las obras se disponen sin un itinerario previamente establecido, "porque la exposición está concebida como una red de vasos comunicantes en la que las relaciones van y vienen".

También matizan que esta muestra "se remonta a Mies van der Rohe y Luis Barragán, es decir, a la vanguardia de entreguerras. En Mies está el origen de conceptos como esencialidad o pureza geométrica llevados al extremo. Barragán, y su colaboración en los años 50 con Mathias Goeritz ejemplifica la convergencia de caminos entre la escultura contemporánea y la arquitectura: ambas comparten interés por la geometría, las cuestiones espaciales y la presencia de los materiales sin intención simbólica o figurativa". Como críticos de arte, destacan de la muestra "las obras de Herzog y De Meuron y Peter Zumthor porque conjugan como pocos la emoción en el uso de los materiales con la rotundidad de las formas geométricas. Por lo demás, es una arquitectura nada fría, muy humana".

El motivo de esta exposición sobre minimalismo según Anatxu y Javier es "porque se trata de "un signo de los tiempos" y porque en los últimos años se emplea la palabra minimalismo para casi todo lo que signifique sencillez, pureza geométrica, esencialidad… Queríamos explicar de modo didáctico y riguroso de dónde surgía un término tan actual". Para estos críticos de arte el minimalismo en la arquitectura es "la reducción de líneas, volúmenes y materiales para conseguir sin expresionismos el máximo de expresividad". La exposición no va dirigida a un público específico. "Se habían hecho otras exposiciones de tema similar, pero siempre separando las disciplinas. MINIMALISMOS integra por primera vez todas las artes (incluida la música, el vídeo y la moda)".

ARQUITECTURA DECONSTRUCTIVISTA

Por Onofre Soriano García. Arquitecto Técnico de CERVERA CENTRE.

En la actualidad, los conceptos de ecología y medio ambiente están adquiriendo mayor importancia a nivel mundial. Lo anterior afecta de manera directa a la Industria de la Construcción, es por esto de la necesidad de introducir en la construcción algunos cambios que ayuden a la conservación de nuestro entorno.
Una tendencia en la construcción actual es el reciclaje de materiales, ya que estos pueden llegar a utilizarse para la construcción de carreteras y hormigones sin función estructural como el hormigón de limpieza, y así, lograremos acercar la relación entre la destrucción y la construcción, en pro de la calidad de vida.
Unos ejemplos del reciclaje son el uso de los escombros de edificios destruidos, el hormigón que no cumple con las especificaciones del proyecto, por no llegar a la resistencia característica exigida en el proyecto o simplemente el hormigón desperdiciado en obra. Estos materiales inservibles si se los quiere denominar así, pueden ser utilizados como materiales de construcción para nuevas construcciones, ya que dichos materiales se pueden triturar para poder ser utilizados nuevamente.
Un material reciclado normalmente es más barato, no por su precio en si, sino por que el constructor no ha tenido que pagar por deshacerse de él y luego pagar por conseguir algo similar para la obra a realizar.
Hoy en día se cuenta con tecnología suficiente para reciclar y reutilizar algunos materiales de construcción, ya que se cuenta con: trituradoras de quijadas, martillos hidráulicos, etc.
Respondiendo a esta preocupación por el medio ambiente, la empresa japonesa Komatsu ha desarrollado la maquina “trituradora/recicladora móvil de escombros”, la cual despierta un elevado interés, sobretodo en el mundo de la construcción. Esta máquina a la vez que tritura, para la posterior reutilización del material reciclado, reduce el volumen de los escombros producidos en una demolición por lo que los costes del transporte se ven reducidos. También puede reciclar el hormigón malgastado en obra y reconvertirlo en árido, que aunque anguloso y no fácilmente trabajable, tiene otras formas de puesta en obra y otros sitos donde servir igualmente, como por ejemplo, como hemos dicho antes, en el hormigón de limpieza y en la construcción de carreteras.

LA DOMÓTICA EN LA CONSTRUCCIÓN

Una de las principales intenciones en la construcción es que confluyan en una misma dirección los criterios bioclimáticos y domóticos.
La domótica es la herramienta que facilitará el control y la gestión por parte del usuario. Como ordenador de control se utilizará un “PC” y el grado de inteligencia vendrá determinado por la complejidad del programa de control que se haya instalado. Además un sistema gobernado por un ordenador es siempre manejado a distancia, bien por medio de telefonía, o por cualquier otro sistema. Esto permite manejar cualquier instalación inteligente desde cualquier punto del mundo, lo que se conoce como telemantenimiento o controlremoto.
Uno de los principales objetivos de la domótica es optimizar y minimizar la energía en pro de la calidad de vida y el ahorro energético. Al no tener sentido dicho objetivo en un edificio que por su diseño sea un devorador de energía, la reflexión nos llevará a una arquitectura de bajo consumo energético al mismo tiempo que al debate medioambiental.
El problema de la implantación de la domótica y su mala prensa, es debido a que en algunas de sus instalaciones actuales, en vez de ahorrar energía, se ha malgastado. Si se programa una temperatura que el usuario supone idónea para su bienestar, y su vivienda es completamente común, es decir, mal aislada, mas que calentar su casa, calentaremos su ciudad, y para estos usuarios el mejor sistema domótico será la factura de la luz.
Por lo que no hay que pretender ofrecer un producto que convierta de la noche a la mañana una construcción simple en una obra inteligente.
Un sistema domótico debe recoger la integración de los cuatro subsistemas: seguridad, comunicaciones, gestión energética y automatismos. Sin embargo no se de ningún sistema que por si mismo y sin necesidad de costosos arreglos, pueda hacerlo.

ARQUITECTURA VERDE

Desde los comienzos de la historia del hombre, este ya adoptó el primer criterio bioclimático al ir a vivir a una cueva en vez de dormir al raso. A partir de aquí el hombre ha ido aplicando diversos criterios bioclimáticos para ir aumentando la calidad de la vivienda y con ello su confort.
La arquitectura ha ido olvidando su origen de Arquitectura Bioclimática, creando auténticos devoradores de energía, sin reparar que no tiene mas calidad la casa mas bonita o mejor pintada, sino que la calidad llega cuando el nivel de confort y el respeto con el medio ambiente son altamente elevados. La vivienda de calidad es la respetuosa con el medio ambiente, confortable, bioclimática, con baja emisión de CO2, domótica, a precio de mercado, y que también tiene que tener formas, materiales y texturas que favorezcan la sensación de confort.
Por medio de la domótica se optimiza la captación solar, la ventilación correcta, dando alarmas medicas, de escapes de agua, gas y seguridad..., utilizando materiales de baja energía, no contaminantes, reciclados y reciclables, consiguiendo una vivienda de alta calidad. Uno de los principales objetivos de la domótica es optimizar y minimizar la energía en pro de la calidad de vida y el ahorro energético, de un modo sostenible y en consonancia con el medio ambiente.
Para favorecer la aplicación de estos criterios se debe potenciar mediante un Urbanismo Bioclimático y Medioambiental el asoleamiento de las viviendas, el cual ya tenían en cuenta los griegos hace 2500 años, además deberá abordar el transporte ecológico, teletrabajo, el telemantenimiento, como las nuevas necesidades cada vez más próximas.
Uno de los sistemas utilizados es el Sistema SAV( Solar Acústico Ventilado) en viviendas desarrollado por el equipo de investigación de BCN Cambra Lògica. Está formado por el espacio que sirven las ventanas, los conductos y los ventiladores y el sistema domótico, halla en sus ventanas su principal componente. Formadas por dos vidrios separados 4 cm con una persiana veneciana entre ellos, permite el paso del aire a través de ellos por medio de pequeñas aberturas superiores e inferiores. El efecto combinado del doble vidrio y del almacenamiento interno produce una acumulación de calor en su interior, entre los vidrios. Según cual sea la época del año, será conveniente introducir este energía térmica en el interior de la vivienda (invierno) o expulsarla hacia el exterior (verano). El sistema de ventilación-extracción (ambos con doble velocidad) está formado por una caja compacta ubicada en la fachada norte y conectada a las zonas centrales para la distribución mediante conductos.
Sería mucho decir que estamos en el camino donde el confort y el ahorro energético, juntamente con alarmas, comunicación y seguimiento, configuran los grandes objetivos de la arquitectura ambiental.

El S.XXI

Las ciudades son una "creación del pensamiento". Representan la forma más concreta de la relación entre la sociedad y el medio ambiente. En todo el mundo, han pasado a convertirse en el símbolo de la crisis ambiental, ya que transforman recursos naturales valiosos en desechos y contaminantes.
Sin embargo, las ciudades también son lugares de innovación. Las soluciones parten de las personas cuyas condiciones de vida están amenazadas. Existe un gran número de señales que nos indican que ha llegado el momento de realizar transformaciones básicas en los procesos de producción y consumo, en la actitud y el comportamiento de las personas y en la estructura urbana de las ciudades.

La calefacción representa casi la mitad del consumo final de energía de la mayoría de los países industrializados. Ello se debe fundamentalmente a que los métodos modernos de construcción ignoran los avances en conservación del calor y en rendimiento energético. En los antiguos países socialistas de Europa Oriental, el despilfarro de energía es aún más espectacular. Durante décadas, la forma de concebir la estructura social relacionada con la energía y la calefacción se ha opuesto sistemáticamente a las actitudes basadas en una conciencia ecológica. Las Torres Sears de Chicago, para muchos un símbolo de la excelencia del urbanismo moderno, son un ejemplo de lo lejos que pueden llegar las aberraciones de este tipo de desarrollo técnico. Estos monstruos urbanos utilizan más energía en 24 horas que una ciudad media de Estados Unidos de 150.000 habitantes o que una ciudad india de más de un millón de habitantes.
Podemos simplemente añadir cosmética postmoderna a los edificios y ciudades o también adecuar las construcciones al medio ambiente, añadiendo nuevos conceptos como bioclimático o deconstrucción. En cuanto al ordenador ya sabemos que tendrá un papel importante en el siglo que entra.

Otra pregunta sería pensar si la ciudad tiene que crecer o trabajar sobre lo construido. La primera ecología consistiría en no demoler o bien demoler lo menos posible. Aquí aparecería el concepto de la deconstrucción, intentando utilizar los materiales provenientes de una demolición para otros menesteres. Porque no machacar el hormigón de una construcción anterior utilizado en la estructura portante del edificio, convirtiéndolo en árido, para ahora reutilizarlo en un hormigón de limpieza.

El concepto de bioclimático aparece en otro articulo junto con este bastante más extenso de lo que pudiera poner en estas líneas.
Para finalizar no olvidemos que los edificios están para ser habitados, y lo seguirán estando durante el siglo que viene, donde además intentaremos que el nivel de confort y el respeto por el medio ambiente sean, conjuntamente elevados.
Como dice Lucien Kroll al referirse en una entrevista a los estudiantes de Arquitectura: "Permanecer atentos a la evolución de los espíritus, sobre todo los que no tienen ocasión de expresarse: lo "popular" siempre acaba devorado por el poder"

ARQUITECTURA FRACTAL

Según Francisco Martínez Cendra, viejo amigo de área fractal, «...aquellas personas que lo manejan lo guardan celosamente como aquellos francmasones de la antiguedad que construyeron las catedrales góticas y se guardaban sus secretos...», refiriéndose al tema de la aplicación de algoritmos fractales a la arquitectura.
Lo cierto es que, si existe información clara sobre el tema, se sabe esconder muy bien. No obstante, aquí van algunos enlaces: The fractal mind in the new architecture, Fractal architecture, Fractal geometry in the late work of F. Lloyd Wright, Fractal modelling of diffusive urban configurations, Fractals in architecture, Fractal geometry in architecture, Fractal geometry in architecture & design, TreeTown, Pavements as embodiments of meaning for a fractal mind, A scientific basis for creating architectural forms, Fractal rhythms as a pathway toward nature oriented architecture.

ARQUITECTURA VERDE

La bioconstrucción, hábitats saludables y respetuosos con el entorno
"La bioconstrucción se puede resumir como la forma de construir con sentido común, es decir, respetando tanto a los moradores de la nueva construcción como al entorno en el que se ubica. Esto se hace posible mediante la aplicación de criterios ecológicos y de salud, concibiendo la vivienda como un "cobijo" que actúa como nuestra tercera piel. Se trata de construir utilizando materiales saludables, recuperables, reutilizables y reciclables, en definitiva ecológicos, que se encuentren próximos al lugar de uso", Ismael Caballero, responsable del área de bioconstrucción en GEA (Asociación nacional e internacional de Estudios Geobiológicos) e ingeniero de sistemas energéticos.
"La bioconstrucción se puede resumir como la forma de construir con sentido común" Ismael Caballero (Ingeniero de sistemas energéticos)
"La bioconstrucción se puede resumir como la forma de construir con sentido común" Ismael Caballero (Ingeniero de sistemas energéticos)

Tener en cuenta todos los factores que caracterizan la bioconstrucción no incide de forma notable en el precio final. Normalmente el resultado supera en un 15% el precio de una construcción convencional.

Vivienda unifamiliar con sala de yoga construida en Puzol (Valencia): diseño del arquitecto Ángel Martínez

Características generales y resultado de los estudios geobiológicos y de orientación en la vivienda de Puzol

Decálogo de la bioconstrucción: el arte de edificar con una planificación que busca minimizar el impacto sobre el entorno

Planificar la ubicación, integración y diseño de un hábitat saludable y respetuoso con el entorno
Aprovechamiento de materiales saludables y de recursos naturales

Sistemas de ahorro energético y recuperación de residuos
Centro de turismo rural "La Viñuelas" en Valenca, del arquitecto Ángel Martínez: "un conjunto de diferentes edificios hechos con materiales del lugar"

El arquitecto Cesar Martinell es uno de los artífices de las bodegas más significativas del Camp de Tarragona. Fruto del impulso que a principios del siglo pasado llevó la prosperidad a muchos pueblos, se levantarían múltiples bodegas que rivalizaron entre sí en vistosidad y soluciones técnicas y que se muestran en la actualidad como auténticas catedrales del vino. Las bodegas son hermosas y se alzan con firmeza, con ánimo de resaltar y perdurar en el tiempo. Los edificios, siguiendo la más estricta ortodoxia arquitectónica, reflejan exteriormente su finalidad utilitaria y, a la vez, tratan de armonizar con el ambiente que los rodeaba.
En el sur de España se levantan también las bodegas-catedrales, muy hermosas desde el punto de vista estético, y trementdamente funcionales. Estos espectaculares edificios están construídos con tejados a dos aguas y una cubierta muy alta soportada por grandes pilares y arquerías, donde se almacenan botas asentadas en tres o cuatro hiladas superpuestas

En Arínzano, bodega y viña, arquitectura y caldo se funden en el arte de Rafael Moneo y el saber hacer de la familia Chivite. El arquitecto califica la bodega como paisajística porque la nueva construcción, y los edificios restaurados que abraza, se hallan inmersos en el paisaje ribereño del río Ega.
La nueva bodega se ha construído con muros de hormigón abujardado y labrado que adquirirán con el tiempo una pátina no muy lejana a la piedra. La estructura resistente de las cubiertas es de madera y el acabado exterior de las mismas, de cobre. Las instalaciones de la bodega, en acero inoxidable buena parte de ellas, se han realizado siguiendo las técnicas más avanzadas.

Algo mejor que el Guggenheim". Así es como ha calificado Franck Gehry al emblemático edificio que ha diseñado para la Bodega de Marqués de Riscal. El arquitecto canadiense evoluciona en su estilo y recurre al titanio rosa y al aluminio en tonos dorados y plateados, provocados por el reflejo del sol y la luz. Rodea así la obra de una atmósfera similar a los tonos rojizos del vino.

El edificio, de 2.000 metros cuadrados de superficie, se levanta sobre unos grandes pivotes y dispone de tres niveles con forma de grandes cubos a base de piedra arenisca. En lugar de tejado surge una espectacular cubierta de
formas irregulares revestida de acero inoxidable y titanio que sobresapasa los límites de los cubos. El edificio de Gehry no es una bodega, sino que está destinado a convertirse en un centro de acogida, que ofrecerá al visitante diferentes servicios: restaurante, habitaciones y piscina.

Apoyado exclusivamente en tres grandes pilares.
Diseño de voladizos: alas onduladas en diferentes colores.
- Colores inspirados en los colores de una botella de vino: rosa del vino tinto; plateado de la cápsula de la botella; dorado de la malla que cubre la botella.
Presupuesto: 1.800 millones de pesetas.

Esta bodega, con una capacidad de 2.000 barricas, enterrada bajo los viñedos, se comunica a través de un túnel con las demás bodegas del castillo. Lo más complejo, desde el punto de vista constructivo, es la estructura que, además de crear un espacio subterráneo amplio y libre de obstáculos, pudiera sostener en el techo la importante carga que representan dos metros de tierra cultivada.

La planta, un octógono inscrito en un cuadrado de 50 metros de lado, forma una cripta sostenida por columnas e iluminada por una claraboya central. Ésta aflora a ras de viña en el exterior. El techo de la bodega está ligeramente inclinado, con vigas de 14 metros de largo que convergen en el centro. Alrededor del lugar de almacenamiento de los barriles discurre una galería elevada que permite la visita sin interrumpir el trabajo del personal. Junto a la bodega se han construído unas dependencias destinadas a embotellado, degustación y almacenes.

ARQUITECTURA HIGH TECH

La arquitectura High Tech es la forma en la cual se muestra la estructura del edificio olvidando por completo las paredes y las superficies pesadas estéticamente. Lo central de la actitud High Tech no consiste en la incorporación de la moderna tecnología a lo edificios, sino en transformar la exhibición de esa parafernalia en la expresión misma del edificio.

Los padres del High Tech
Richard Rogers
Norman Foster
Michael Hopkins
Nicholas Grimshaw
Renzo Piano

Los pioneros exploran nuevas vías: el angloitaliano Richard Rogers mantiene una huida hacia adelante, alcanzando un virtuosismo manierista con sus exquisitos y relucientes cócteles de Paxton, Tchernijov, los metabolistas y "Dan Dare". Ha sufrido un proceso de transformación desde el enfoque tecnológico entendido como respuesta eficiente, ingenieril, casi anónima, a los problemas del habitar, hasta su absorción por parte del imaginario social. Sus iniciales pretensiones "científicas" se han trasladado ahora a un campo que siempre había ocupado un lugar en la mitología del high tech, como es el de la informática y a otro situado en las antípodas de sus preocupaciones iniciales, surgidas en plena euforia del consumo, como es la ecología.

Tras dejar su sello revolucionario en ciudades de todo el mundo durante más de un 25 años, la obra del británico Sir Norman Foster fue reconocida con el Premio Pritzker, el galardón más prestigioso de la arquitectura, en 1999. El jurado aseguró que «a cualquier escala, desde un ascensor de cristal a un aeropuerto, su visión da a los materiales de nuestra era una pureza lírica y cristalina, personal, funcional y sencillamente bella». Y es que para el arquitecto británico es imposible separar la calidad de vida de la tecnología de cada época, y que, hoy por hoy, el contecto social y la ecología son dos de sus mayores preocupaciones al enfrentarse al tablero de dibujo.

A pesar de que se le ha clasificado como arquitecto de alta tecnología, la evolución de Piano es muy personal y refleja su gusto por el uso de excelentes materiales y una construcción sólida. En 1998 le fue concedido el Premio Pritzker de Arquitectura, considerado el galardón más importante del mundo en este campo. Autor de obras como la terminal del aeropuerto japonés de Osaka y el estadio de San Nicola en Bari (Italia), Piano, nació en Genova, Italia, en 1938.

Lo que caracteriza a Foster es la invención, las esquinas redondas y las perfectas superficies. Pero los elementos constructivos en esta obra tienen demasiada preponderancia, y aplasta el concepto de lugar de trabajo; las estructuras de las superficies se convierten en mallas interminables, que hacen tomar conciencia del tema de la prefabricación, del mundo industrial dirigido en la vida cotidiana.

"En los últimos años, los museos han experimentado un renacimiento genuino. Pero cuando Beaubourg fue concebido, a principios de los 70, los museos eran instituciones aburridas, polvorientas, y esotéricas. Queríamos sugerir algo lejos de los límites típicos de la biblioteca y del museo. Habló de cultura, pero también de flexibilidad funcional; del arte, pero también de la información; de la música, pero también del diseño industrial. El centro Pompidou es " una máquina del celibate ", en la cual el hacer alarde del metal brillantemente coloreado y del aislante de tubo transparente tiene una función urbana, simbólica y expresiva, no técnica. El cuadrado es la localización para el arte que no es formal, no institucional. Beaubourg fue creado no para presentar la cultura, sino para producirla. Esta dimensión utópica puede ser inalcanzable, pero vale la pena esforzarse para ello".


Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario