martes, 22 de julio de 2014

Se busca que La Roiba navegue de nuevo mediante crowdfunding

Se busca que La Roiba navegue de nuevo mediante crowdfunding

Dentro de la ensenada de Bueu y muy próximo a la playa de Beluso, en la costa sur de la ría de Pontevedra, se sitúa la pequeña playa de La Roiba, donde el arquitecto coruñés Ramón Vázquez Molezún (1922-1993), construyó a finales de los sesenta una pequeña vivienda para disfrute de su familia durante el periodo estival.

Este pequeño refugio constituye una de las obras más relevantes de la arquitectura moderna del siglo XX en España. Todo un ejemplo de sostenibilidad, adaptación y respeto hacia su entorno y hacia la escala del paisaje, tomando como base y cimentación parte de los muros de mampostería de granito de una fábrica de salazones preexistente.

En esta vivienda nada es convencional: la planta sótano es un pañol que se inunda cuando suben las mareas, las estancias son camarotes que durante el día permanecen abiertos y se conectan en un espacio unitario, diferentes sistemas de poleas abren y cierran compuertas y las cubiertas recogen agua de lluvia para su reutilización. Es decir, ‘La Roiba’ es un barco varado en las rocas de la playa. Un barco que siempre ha abierto y siempre abrirá sus puertas a todo aquel que quiera visitarlo.

Ayúda para que ‘La Roiba’ pueda seguir navegando.

En el año 2001, un espigón construido a 100 metros de la vivienda para proteger el nuevo puerto de Beluso transformó de forma irreversible el comportamiento de las mareas en esta zona de la ensenada. Las precauciones que el arquitecto tomó a la hora de defender su vivienda frente a los temporales de poco sirven en la actualidad. Las olas rebotan en el espigón y son devueltas con fuerza hacia la zona sur de la vivienda (la más desprotegida) arrastrando con ellas arena y piedras de gran tamaño.

Debido a esta innecesaria intervención del hombre, en los últimos cinco años ‘La Roiba’ ha sufrido importantes desperfectos que atentan contra su integridad. En concreto, la terraza que cubre el acceso a la playa ha perdido parte de su estructura y las armaduras presentan un alto estado de corrosión debido al mencionado impacto de las olas y al ataque de cloruros. Su estado en crítico y es necesaria una reparación urgente.

El Proyecto de Restauración

Un informe realizado por el grupo Retineo, empresa especializada en ingeniería y ejecución de obras de rehabilitación con complejidad técnica y organizativa, y experiencia en ambientes marinos, ha confirmado el preocupante estado de la vivienda.

Se plantea una intervención en 2 fases, no alterando el diseño de la vivienda y empleando materiales no susceptibles de deterioro en ambientes agresivos, de forma que la durabilidad de la reparación pueda alcanzar los 25 años.

FASE 1 (actuación urgente). Terraza sur (23,50m2) y pilar exterior:
Descripción de la intervención:

Saneado del hormigón deteriorado mediante la técnica de la hidrodemolición controlada, protección de las armaduras y reconstrucción de la geometría original.

Protección de las zonas más expuestas al paso de agua (cara inferior del forjado y pilar) mediante la aplicación de un revestimiento de base cemento con polímeros para conseguir una impermeabilización de la superficie del hormigón.

Fecha de ejecución: septiembre de 2014.
Tiempo estimado de ejecución: 15 días.

FASE 2 (actuación a medio plazo). Conservación del resto de la vivienda:

Según el diagnóstico del grupo Retineo, las fachadas estructurales de hormigón armado están sufriendo un rápido deterioro debido a la oxidación de su armadura, dando lugar a importantes fisuras y a una pérdida de la resistencia del hormigón. Por tanto, es necesario eliminar el resto de las numerosas patologías puntuales de la vivienda, así como llevar a cabo labores de conservación y mantenimiento con el fin de restaurar el estado general y aumentar la durabilidad. Estas actuaciones se pueden planificar a medio plazo.

Fecha de ejecución: 2015.
Tiempo de ejecución: 2-3 meses.

¿Qué se necesita para reparar la vivienda?

‘La Roiba’ difícilmente podría aguantar otro fuerte temporal como aquellos que tuvieron lugar durante los dos últimos años. Por ello, es necesario llevar a cabo la FASE 1 lo antes posible, una vez finalizado el verano y antes de la época de temporales que puede iniciarse a partir de octubre.

Según el informe técnico, la FASE 1 requiere un coste de 18.450€ + IVA, incluyendo obra, coordinación de seguridad y salud y gestiones.
‘La Roiba’ siempre ha permanecido habitada y conservada por sus dueños, la familia de Ramón Vázquez Molezún. A pesar de sus esfuerzos, la necesaria reparación supone un coste que actualmente no pueden afrontar. Esta vivienda siempre ha estado y siempre estará abierta a todo aquel interesado en visitarla. ¡Con tu ayuda podremos seguir haciéndolo!

¿En qué se empleará el dinero de las aportaciones?

El dinero de las aportaciones se empleará en la FASE 1 de ejecución. Sin embargo, es necesario tener en cuenta los gastos que implica la producción y envío de las recompensas*, las comisiones bancarias, comisión de la plataforma de crowfunding y todos los impuestos derivados de la actividad.

Por ello, planteamos un objetivo de 30.000€. En caso de superarse la cantidad necesaria para la primera fase, el excedente se destinará a la FASE 2, que tendrá lugar en 2015. (Actualización 12/07/14) Depués de 15 días de campaña, la cifra planteada en un principio ha resultado ser inviable. Por ello y con objeto de obtener una mayor probabilidad de éxito, se ha rebajado el objetivo a 20.000€. Esta cantidad cubriría el coste de la FASE 1 de ejecución, sin tener en cuenta el resto de gastos mencionados en el párrafo anterior, que serían cubiertos por la familia de Ramón Vázquez Molezún.

Involucrados

El proyecto de crowdfunding ha sido desarrollado y coordinado por los arquitectos María Vázquez Molezún, Jesús Gallo y Pablo Olalquiaga.
Colaboran en el equipo los arquitectos Nuria Prieto, Álvaro Mallo, Borja López Cotelo, María Olmo Béjar, Alberto Alonso Oro y Ana Espinosa.

El diagnóstico y proyecto de intervención en la vivienda ha sido realizado por el grupo Retineo, con la colaboración de María Vázquez Molezún, Jesús Gallo y Pablo Olalquiaga.

Se busca que La Roiba navegue de nuevo mediante crowdfunding

Se busca que La Roiba navegue de nuevo mediante crowdfunding

Se busca que La Roiba navegue de nuevo mediante crowdfunding

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario