lunes, 21 de abril de 2014

Puente en espiral para peatones y ciclistas

Puente en espiral para peatones y ciclistas

Diseñado por el estudio de arquitectura Schneider+Schumacher y edificado por Raunheim en Alemania, les presentamos el “Puente Ölhafen”, un hermoso puente para peatones y ciclistas.

El nuevo puente blanco Ölhafen es una estructura elegante y curva. Se extiende por la amplia entrada de 70 m del puerto petrolera en Raunheim con una rampa de acceso en espiral. Este diseño del puente escultórico se debe a los arquitectos de Frankfurt Schneider+Schumacher.

La ubicación del puente es, por una parte, influenciado por el carácter industrial del puerto, y por otro, por el río principal que corre paralela a la misma, con su atractivo terraplén y árboles maduros. El puente se usará principalmente por ciclistas y peatones. La ubicación del puente tan cerca de los tanques de almacenamiento del puerto era de particular interés en la etapa de diseño.

El depósito de aceite se utiliza para la transferencia y el almacenamiento de sustancias altamente inflamables. Por esta razón, el puente tenía que ser diseñado para evitar que la gente en el puente que acceden a los petroleros que pasan, o por lo menos para que sea difícil. En vista de estas circunstancias exigentes, una solución fue desarrollada que no sólo cumple con todos los requisitos de seguridad, pero también tiene en cuenta la ubicación específica del puente sobre el río Main.

El objetivo era hacer hincapié en el uso de ocio del puente, y sobre todo para proporcionar vistas al río sin obstáculos desde el puente a pesar de todos los problemas de seguridad. ” Un golpe rápido -rendido de un pincel , que conecta los dos lados de la Raunheim Ölhafen “, es como el Prof. Michael Schumacher ( arquitecto y propietario de la oficina) que describe el enfoque de diseño.

La combinación de la estrategia de diseño y requisitos de seguridad se ha traducido en un puente con una forma elegante y curva y escultórica. La construcción, con una longitud total de aproximadamente 170 metros cuadrados, consta de una viga continua de cinco partes, que permite a unos 70 m que se extendió a la entrada del puerto. Visto desde arriba, el puente aparece como una forma de S ligeramente ondulado, que, en su extremo norte, culmina en una rampa de acceso circular: una espiral de 14 – metros, construida de concreto blanco.

En el lado que daba al puerto terminal petrolera, por razones de seguridad, la rampa se convierte en una pared blanca de suave curvatura, cumpliendo así con los estrictos requisitos de seguridad. Por el contrario, hacia el río principal, el puente se abre para permitir vistas despejadas al río. El puente se impone con elegancia en su entorno. Tanto su color y forma crean una conexión sutil con el contexto del puerto.

Puente en espiral para peatones y ciclistas

Puente en espiral para peatones y ciclistas

Puente en espiral para peatones y ciclistas

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario