lunes, 14 de abril de 2014

Inspiración en el color

Inspiración en el color

En un paisaje humanizado de prados, tapias, fresnos y arroyos, el estudio ch+qs arquitectos ha levantado la Casa B, inspirada en el amarillo, por ser un paisaje donde todo ocurre con acentos amarillos. En primavera asoman amarillas todas las flores.

En verano amarillo es el cereal, la cosecha; amarillo es el calor castellano. El otoño solo llega en el amarillo de los fresnos; millones de hojas diminutas que mueren en un persistente y reseco amarillo. En invierno el amarillo insiste en refulgentes fogonazos de líquenes amarillos sobre los troncos grises de los fresnos.

En este paisaje se compró un prado hace 15 años, y después de 12 años de contemplación amarilla, se decidió construir allí una casa, un refugio, un trocito de paisaje como un marco, un pequeño umbral habitado con dos miradas a este y oeste. Al oeste, una mirada cercana de rocas, musgos, zarzas y fresnos centenarios. Y a este, el amanecer lejano sobre el escorzo de la sierra amarillenta. Esa doble mirada y el cuerpo terminaron de dibujar la casa.

Todo es pequeño, todo es breve, todo tiene una escala diminuta. Desde fuera la mirada resbala por encima de la casa: el ojo solo se detiene en una puerta amarilla que guarda el umbral, y una chimenea amarilla que lo calienta; lo demás es invisible. Y al sentarse, al detenerse en el umbral, la casa desaparece y prosigue el mundo en amarillo.

Inspiración en el color

Inspiración en el color

Inspiración en el color

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario