viernes, 28 de febrero de 2014

ICC de Hong Kong

ICC de Hong Kong

El concepto en que está basado el diseño del International Commerce Centre es el de conectar la tierra con el cielo y el agua: los tres elementos primordiales de Hong Kong.

El ICC, que se yergue hasta los 490 metros de altura sobre Victoria Harbor, reúne los elementos que conforman la esencia de Hong Kong en un solo destino: las altas finanzas, el turismo mundial, los comercios de lujo y la hotelería de primer nivel, todo agrupado en una sola torre construida sobre una moderna red de transporte que abarca todo el Delta del Río de las Perlas.

La imagen emblemática de los faros gemelos ubicados en costas opuestas del puerto se ve subrayada por una conexión de subte de tres minutos entre el International Commerce Centre, situado en la punta de la Península de Kowloon, y el distrito financiero del centro de la isla de Hong Kong. Al diseñar el ICC, KPF enfrentó el desafío de salvar esa distancia utilizando gestos formales expresivos y tecnologías innovadoras que relacionaran la torre con la infraestructura de tránsito de Hong Kong.

Al norte, la fachada de la torre se separa para conformar un impactante atrio – la “cola de dragón”- que se conecta con la estación de Kowloon a través de un centro comercial. La fachada está expresada como placas superpuestas que sirven para reflejar la luz con paneles inclinados del largo del piso, lo que crea un efecto de calidoscopio. Las esquinas reentrantes de la torre, que se van angostando sutilmente, y las curvas de suave pendiente de la base están diseñadas para optimizar su performance estructural y eólica. Esas curvas se abren en la base de la torre, arraigándola en su entorno.

Las esquinas reentrantes de la torre, que se van angostando sutilmente, y las curvas de suave pendiente de la base están diseñadas para optimizar su performance estructural. Estas curvas se abren en la base de la torre, arraigándola en su entorno, a la vez que crean doseles de protección en tres lados y un impactante atrio en el lado norte. El atrio se orienta hacia el resto del desarrollo y sirve de espacio público de conexión de las funciones del comercio minorista y la estación de tren.

Una geometría de torre basada en una planta circular tendría un buen desempeño ante la acción del viento pero no sería deseable para los inquilinos de Hong Kong, que prefieren la distribución eficiente de los pisos cuadrados. Contrariamente, una planta perfectamente cuadrada no tendría un buen desempeño frente a la acción del viento y requeriría un mayor uso de acero y hormigón. Un análisis de los estudios preliminares de túnel de viento indicó que un cuadrado con esquinas “reentrantes” tendría casi la misma respuesta eólica que un círculo. La distribución de masas se refinó ensanchando gradualmente las esquinas reentrantes hacia la cima e inclinando el tercio superior de las fachadas principales un grado para crear la elegante silueta de la torre y mejorar su respuesta a la acción del viento

ICC de Hong Kong

ICC de Hong Kong

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario