jueves, 30 de enero de 2014

Escultura ingenieril de los años 30

Escultura ingenieril de los años 30

El puente Schwandbach diseñado en los años 30 por el ingeniero suizo Robert Maillart, corresponde a una obra ingenieril considerada al mismo tiempo como una obra artística. El puente fue en su tiempo presentado en numerosas exposiciones sobre arte.

Se trata de un puente de arco con tablero rigidizado de hormigón armado. Al tener esa tipología de tablero, este ya no supone un peso más a sostener porque colabora con la estructura. La ayuda que recibe el arco por parte del tablero, le permite ser mucho más fino y no tener una cimentación tan profunda. Para el desarrollo de sus puentes, Maillart primero realiza una serie de estudios sobre puentes ya elaborados.

El objetivo era conocer exactamente donde se encuentran las cargas y que partes de la estructura las resisten. Esto le permitía saber con exactitud las partes que no trabajan del puente y así poder desarrollar otras tipologías más económicas.

El puente tiene una luz de 37,4 metros. La rigidez de la losa, que hasta entonces era un factor no calculable en la construcción, le convierte en una superficie portante activa. Esto le permitió reducir el espesor del arco, ya que no recibiría tantas cargas, y podía reducir la cimentación en los estribos. Además, el tablero es curvo y tenía que soportar cargar a torsión.

Escultura ingenieril de los años 30

Escultura ingenieril de los años 30

Escultura ingenieril de los años 30

por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario