martes, 19 de noviembre de 2013

La historia no termina aún. Daniel Libeskind

La historia no termina aún. Daniel Libeskind

Este edificio, de diseño moderno, tiene sus raíces en la historia, las tradiciones y el paisaje del Gran Cincinnati, y trae a la mente las posibilidades que tenemos por delante. El ascenso en el puente de Roebling es una vivencia, una trabajo de respiración que conmueve el alma y eleva el espíritu. - Daniel Libeskind.

El ascenso del puente de Roebling es un edificio residencial en Covington, Kentucky, en el área metropolitana de Cincinnati, diseñado por el arquitecto Daniel Libeskind. Está situado a lo largo del río frente al ascenso del puente de Roebling, es el primer rascacielos residencial de Daniel Libeskind en los Estados Unidos, hacen eco los colores del puente colgante y los tonos cálidos de la tierra.

La altura ascendente del edificio, desde los niveles 14 al 22, resuena con el barrido de la estructura del puente y conecta el bajo horizonte de las estructuras residenciales al este con los edificios comerciales más modernos, al oeste.

La fachada es un patrón gráfico de prefabricados de concreto y vidrio pintado de azul que se extiende hasta una altura, a través del techo diagonal y curvo y la parte trasera de la elevación opuesta. Los balcones en los lados norte y noreste miran a través del río de Cincinnati. Los colores del vestíbulo son blancos y azules frescos. El nivel de losas de pizarra de color negro se adorna con las Xs de acero inoxidable que se reflejan en las lámparas del techo fluorescentes.

El nivel de “Los Propietarios”, con vistas al vestíbulo, tiene el mismo esquema de colores. Los dos ascensores principales conducen a los condominios, cada uno con un plano de nivel diferente. Fue comisionado en el 2004 y se completo en marzo del 2008 y el Studio Daniel Libeskind colaboró con los arquitectos GBBN, THP Limited e Ingeniería KLH para la construcción del edificio.

La historia no termina aún. Daniel Libeskind

La historia no termina aún. Daniel Libeskind

La historia no termina aún. Daniel Libeskind

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario