miércoles, 27 de noviembre de 2013

La casa de bolsa de Rem Koolhaas

La casa de bolsa de Rem Koolhaas

La segunda obra del estudio de Rem Koolhaas en el gigante asiático es un edificio revestido en vidrio texturado, pensado para adaptarse al mercado bursátil del siglo XXI.

Dentro de paisaje urbano de la ciudad china de Shenzhen, ubicada al sur de la Provincia de Cantón, es imposible no reparar en el Shenzhen Stock Exchange, la última obra de OMA y la segunda que realiza en el gigante asiático, tras completar la central televisiva CCTV en Beijing, en 2012.

La torre de 46 pisos de alto es la nueva sede de la Bolsa de Valores local, una de las tres que existen en el país, junto con la de Shanghai y Hong Kong. Resuelta en un color neutro, su singularidad se acentúa gracias a un podio de tres niveles donde se desarrollan todas las actividades relacionadas con el mercado bursátil, elevado a 36 metros sobre el nivel del piso.

El podio es la mayor innovación funcional dentro del proyecto. Para los autores, la ubicación de este volumen desafía "una convención arquitectónica que se ha mantenido desde la antigüedad: la de un edificio sólido edificado sobre una base estable". La planta baja así se libera y la función toma una presencia preponderante en el tejido urbano: de noche se ilumina de acuerdo a las luces interiores, mientras que de día, la resolución de la envolvente permite distintas posibilidades luminosas. La piel externa está compuesta por vidrios con bajo contenido de hierro, combinado con una película de bajo coeficiente reflexivo para lograr mejorar condiciones de iluminación natural. De esta manera, el edificio brilla en un día soleado y se mantiene más opaco en uno nublado. La cubierta del podio es una terraza verde, accesible para los empleados e inquilinos del edificio.

Toda la actividad bursátil y comercial se desarrolla a lo largo de los 160 x 100 metros que tiene el podio en cada piso (15 mil m2 en cada uno), permitiendo una mayor colaboración entre las áreas. En los pisos inmediatamente superiores se concentran las oficinas privadas de la Bolsa de Valores, mientras que en los niveles más altos hay espacio libre para alquiler y un restaurante. La torre tiene una forma regular cuadrada, lo cual simplica la resolución estructural y funcional. El podio, por su parte, cuenta una gran viga reticulada perimetral que abarca los tres pisos, unida a su vez a la grilla central. Sobre esta estructura de borde se aplica el revestimiento externo de vidrio.

La casa de bolsa de Rem Koolhaas

La casa de bolsa de Rem Koolhaas

La casa de bolsa de Rem Koolhaas

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario