jueves, 31 de enero de 2013

Oasis urbano

Oasis urbano

La propuesta de Influx_Studio para el Oasis urbano Bab Al Bahrain, explora el valor de la herencia cultural y el paisaje natural como una oportunidad de diseño para abordar las cuestiones climáticas en el espacio público, mientras cataliza el potencial urbano del sitio en la emergente nueva ciudad urbana. El Oasis urbano está llamado a ser el espacio público más importante de Manama, que expresa su carácter dinámico y da a conocer su nueva identidad sostenible.

Un tranquilo pero profundo cambio de imagen urbana toma lugar en Bahrain y especialmente en su capital Manama. La ciudad se desarrolla en la economía mundial y se convierte en el centro financiero de Medio Oriente. Una nueva forma urbana se presenta, testimoniando una transformación dramática del tejido urbano, oponiendo dos diferentes escalas urbanas de la tradicional ciudad histórica, a través del nuevo horizonte de muelles.

La hibridación del espacio urbano junto con el paisaje y la ecología, hace que el Oasis urbano BAB representado por su posición estratégica y de importancia histórica, de una gran oportunidad para crear una interfaz metropolitana excepcional y viva, capaz de unir y reunir tanto el tejido urbano histórico, como la nueva ciudad moderna que está enfrente. La cuestión clave es cómo permitir esta transición suave mientras se integran tanto los valores históricos urbanos tradicionales y las dinámicas modernas, encarnando el carácter del paisaje principal y defendiendo una fuerte imagen icónica para este lugar estratégico de reunión de Manama.

La dependencia actual en el automóvil como medio de transporte principal, promueve una serie de dificultades. Un “espacio abierto en donde conducir” se ha desarrollado mentalmente. Por lo tanto la estrategia principal para restablecer un fuerte sentido de lugar es transformar la condición “pasando por” de la plaza en una condición de “estar en”. Con el objetivo de proporcionar un ambiente peatonal agradable, debe convertirse en un centro social con gran atractivo, con un grado máximo de interacción social y actividad. Esta nueva vocación peatonal de la plaza BAB es una condición clave para asegurar las relaciones espaciales para conectar y reconocer el contexto urbano cercano.

La estrategia urbana consiste en bajar al nivel del suelo la vía de circulación actual en frente del BAB, dando acceso por el camino directo al estacionamiento subterráneo de la plaza. Este paso subterráneo permitirá aliviar la congestión en el tráfico a través de la puerta histórica, la mejora de conectividad entre Este-Oeste, con una forma expresada más fluida.

Esta medida permite el rediseño de la ruta existente para facilitar el cruce peatonal y minimizar la presencia de carros dentro de la plaza, cerrando la apertura creada por la Avenida Gubernamental. Por otra parte, una nueva gran superficie pavimentada integrará una zona tranquila urbana para la nueva plaza y el edificio BAB. El acceso a la plaza en coche por debajo de los arcos de la Bab Al Bahrain se seguirá permitiendo la mejora de la posición del edificio como puerta de entrada a la ciudad. Esta nueva interfaz compartida abarca nuevas formas de accesibilidad y atrae a gente de todos lados para tener una gran experiencia urbana.

Previendo una actitud progresista hacia la sostenibilidad en la región MENA, la propuesta introduce una visión cultural integral y ecológica para BAB. Una atención muy cuidadosa se ha dado a los principios de diseño sustentable, en términos de crear una estrategia principal de bioclimática pasiva, que permite con buenas prácticas dl emerger de un único espacio público.

La propuesta del Oasis urbano BAB espera con interés activar el uso de espacios al aire libre durante el día, usando dispositivos pasivos de enfriamiento. Los árboles, plantaciones, modulaciones de tierra verde, innovan los edificios y las estructuras que dan sombra son la clave para que todo de forma a un ambiente más agradable e incremente en un rango más amplio las actividades al aire libre.
El proyecto se compone de tres capas principales que evolucionan en una forma simbiótica y sustentable. En respuesta al clima, un pabellón urbano monumental como una sombrilla da sombra, cobijo y consuelo a las zonas peatonales situadas abajo.

El confort climático asegura tener un lugar de encuentro que ofrece un ambiente relajado natural, un verdadero oasis lejos del estrés de las condiciones urbanas, experimentando el bienestar y la naturaleza en una topografía artificial orgánica. A través de los programas culturales y bajo el dosel sombreado, un gran espacio abierto se define por su geografía artificial; agrupa las zonas tranquilas silenciosamente y la da sombra a lo largo de sus patios y jardines de verdes laderas, en lugar de ofrecer un espacio público tradicional.

Un jardín de suave pendiente atraerá a la gente hacia la entrada central, accediendo a algunos programas y al estacionamiento.

Una estrategia bioclimática pasiva genera una estructura en tres partes para el techo, introduciendo un gran elemento arquitectónico que se ocupa de los problemas climáticos y con la nueva escala metropolitana de la nueva línea costera. Esto permite varias posibilidades para integrar un sistema solar fotovoltaicos, capaz de alimentar el complejo, ahorrando consumo energético y reduciendo emisiones del CO2. Por otra parte, la cubierta permite que la luz del norte penetre mientras que los rayos directos del sol no entran, al mismo tiempo la convección natural es favorecida, beneficiándose de su exposición a las brisas y los vientos dominantes a través del complejo.

La estructura geométrica del techo representa una referencia clásica intemporal a la cultura árabe espacial, creando al mismo tiempo, una experiencia peatonal existente por debajo de la continuidad visual del techo, convirtiéndose en un destino de clase mundial y ocio. Definiéndose como un dispositivo ecológico urbano, el pabellón se convertirá en una fuerte imagen metropolitana, como un ícono horizontal que dará identidad a toda la zona.

En lugar de que propusieran programas separados organizados por edificios separados en la plaza (reubicando el edificio Central de Correos, el Archivo Nacional y el Museo de Niños), se propusieron identificar una estrategia programática que se sobrepone en ellos, reuniendo ciertas actividades públicas y agregando nuevas actividades públicas para intensificar las reuniones sociales. Por lo tanto, el Oasis urbano puede ser definido como un nuevo catalizador urbano moderno.

Re-montando las diferentes unidades del programa y la nueva infraestructura cultural en un espacio público abierto las 24hrs, la propuesta busca introducir una estructura con un “programa permanente de todo el día”. Mientras que el riego de una constelación de pequeñas tiendas de servicios como, librerías, tiendas de regalos, mercados de flores, cafés y restaurantes, etc., mezclados con programas de ocio y salud, como un salón de usos múltiples, salas de exposiciones, galerías de artesanías, etc., esta estrategia usa los recursos de un programa para ampliar los potenciales de los otros.

El proyecto de la nueva plaza BAB crea un vínculo programático, beneficiándose de la red peatonal de la entrada de la plaza Manama, conectándose con el atractivo complejo Financiero de Bahrain Harbor, creando un lugar dinámico, reuniendo a un público muy amplio preveniente de ambos destinos. Respondiendo a la evolución de los estilos de vida y las necesidades cambiantes en el Mundo Árabe, esta estrategia urbana cumple con la exhibición permanente de las nuevas prácticas urbanas, para una amplia gana de usuarios, animando a los visitantes y ciudadanos a redescubrir BAB como el “lugar más grande en Manama”, entre la Ciudad Histórica y la nueva línea marítima de un horizonte moderno.

Esta nueva terraza pasivamente refrigerada dará un lugar urbano innovador, como una topografía artificial que da una fluidez extraordinaria en el flexible espacio abierto, permitiendo una red en los lugares tranquilos que hacen una pausa y permite disfrutar del turismo. Situado a 5m sobre el nivel de la plaza, este espacio público muestra grandiosas vistas sobre la línea costera, reviviendo la memoria del océano en el sitio. Una confortable pasarela sobre la carretera King Faisal vinculará en éste nivel la Cubierta con el BFH, creando un camino peatonal continuo desde el edificio BAB al mar.

Oasis urbano

Oasis urbano

Oasis urbano

Oasis urbano

Oasis urbano

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario