viernes, 2 de septiembre de 2011

Un poco de privacidad y confort en medio del caos, Arquitecturas para lugares y situaciones especiales

Un poco de privacidad y confort en medio del caos, Arquitecturas para lugares y situaciones especiales

A lo largo de la historia, pero sobre todo en años recientes, ha quedado claro que se puede hacer arquitectura de muchas formas y para los lugares más diversos.

La arquitectura contemporánea, más allá de proponer “grandes” soluciones, aplicando materiales y lenguajes convencionales, ha desarrollado estructuras sui géneris, de tamaños y soluciones diversas, para situaciones extraordinarias y nuevas necesidades.

La vida ha cambiado en muchos sentidos, por lo cual, la arquitectura propone también nuevas formas de habitar, diferentes a los modelos establecidos: espacios de mínimas dimensiones, móviles, trasportables transformables, plegables y hasta efímeros.

Un interesante ejemplo son las denominadas arquitecturas post-desastre o de emergencia. Estos refugios, de carácter temporal, que como su nombre lo indica, dan abrigo a la gente en casos de desastre (terremotos, huracanes, tornados, etc.) son estructuras que exponen soluciones muy originales y el uso de materiales muy diversos, económicos y de fácil acceso.

El proyecto denominado como “Card Board Shelter, Temporaly Small House”, creado para albergar a los damnificados del terremoto que afectara Japón a comienzos del 2011, es una de estas nuevas propuestas de arquitectura.

Estos refugios de cartón, que fueron patrocinados por la asociación de antiguos alumnos de arquitectura de la Universidad Kogakuin, se resolvieron como espacios de intimidad destinados a darle un poco de confort y privacidad las personas desplazadas a causa del terremoto, el “tsunami” y el riesgo de exposición a la radiación nuclear, que permanecen acogidas en los polideportivos.

“Folded Bamboo” es otro proyecto de arquitectura de emergencia, pero que a diferencia del anterior expone una solución formal más compleja, casi escultórica, que bien podría aplicarse en otras tipologías arquitectónicas (mercados, centros comerciales, pabellones, etc.).

Este prototipo de bambú y papel, fue diseñado por el arquitecto chino Ming Tang para los damnificados del terremoto que sacudiera China en el 2010. La característica principal de de estos refugios es que son flexibles, transportables, pero sobre todo, estéticos. Las soluciones constructivas de estas viviendas plegables permiten que puedan levantarse fácil y rápidamente lo que las convierte en candidatas ideales para muchas comunidades en donde hay pocos recursos.

Otras de estas nuevas arquitecturas incluyen soluciones para las personas menos favorecidas económicamente, que durante años han sido excluidas de los planes de vivienda.

Un singular ejemplo es el “Homeless vehicle” un pequeño refugio diseñado por el artista Krzysztof Wodiczko para facilitar la supervivencia de las personas sin hogar. Este proyecto, aunque es una estructura muy elemental a nivel formal y funcional, expone una importante crítica a las grades edificaciones y a la desigualdad social de las grades urbes.

Homeless Vehicle

En otros casos, podemos ver modelos de arquitectura que ofrecen soluciones específicas para situaciones que regularmente aparecen en la vida cotidiana y que son propias de la ajetreada vida contemporánea, un ejemplo son las arquitecturas diseñadas para darle refugio a los usuarios de las grandes arquitecturas que le dan forma al metro, estaciones de trenes, terminales aéreas, estadios, centros comerciales y muchos otros espacios denominados como “no lugares”.

Estos proyectos proponen generalmente ambientes más acogedores, diseñados pensando en que la infraestructura urbana debería ofrecer opciones más cómodas y agradables dentro de los espacios de tránsito contemporáneos.

Las denominadas "Bubbles” (en español, Burbujas) diseñadas por la compañía catalana Dream and Fly son un ejemplo.

Las Bubbles son unas pequeñas habitaciones que podrán rentar por algunas horas las personas que viajan y que necesitan de un espacio donde trabajar, o simplemente para descansar y darse un baño. Estas singulares habitaciones son individuales y familiares.

Las individuales estarán equipadas con una cama, baño completo con cambiador de pañales para bebé (en el caso de las burbujas familiares), una repisa plegable o módulo de trabajo similar a los que tienen los asientos de tren o avión, además de un pequeño monitor con sistema de audio y video.

La idea de estos modelos de arquitectura mínima, es hacer más confortable la estancia de la gente que diariamente hace uso de los servicios de transporte o donde hay grandes concentraciones y que suelen ser fríos, incómodos y poco acogedores.

Las arquitecturas plegables, móviles, desarmables y temporales, hasta hace algunos años hubieran parecido una utopía, sin embargo, la vida contemporánea requiere cada vez más de éstas soluciones para hacer más fácil y agradable la vida de la gente, no sólo en situaciones especiales, sino también en la cotidianidad de las grandes ciudades que cada vez tienen menos espacio para construir y más gente con menos recursos para poder costear una vivienda digna.

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario