lunes, 1 de agosto de 2011

Monumento del Bicentenario, la Estela era un proyecto inviable

Monumento del Bicentenario, la Estela era un proyecto inviable

La empresa constructora justificó la demora y los cambios por la inmadurez de la propuesta original; costará $1,036 millones

Más de dos años después de que el proyecto del arquitecto César Pérez Becerril fuera elegido para convertirse en el Monumento del Bicentenario, sus constructores han llegado a la conclusión de que se trataba de un “proyecto inviable que no estaba maduro” en el momento en que se escogió.

Ya han sido invertidos más de 400 millones de pesos, pero su costo será de mil 36 millones 460 mil pesos, con IVA. Su construcción presenta un 50.8 por ciento de avance y se prevé que quede listo antes del 31 de diciembre de este año. La empresa encargada de la obra, iii Servicios, aseguró ayer que la inviabilidad de la Estela de Luz provocó la modificación del proyecto original, cuyos planos pasaron de ser 141 a 560.

Tras la serie de críticas que el Monumento del Bicentenario –el “símbolo de orgullo y unidad para los mexicanos de hoy y del futuro”, como lo definió el presidente Felipe Calderón– ha recibido, ayer la empresa filial de Pemex ocupó más de cuatro horas para justificar el tiempo y la inversión que se han empeñado en la obra.

“El proyecto se fue afinando y complementando en el tiempo; esto me demuestra que en su arranque no estaba maduro. iii Servicios salió a concursar por un proyecto que no tenía la madurez para llevarse a cabo y no tenía la madurez suficiente porque no existían estudios que nos garantizaran muchos temas”, afirmó Ignacio López, director de la empresa.

López no quiso comprometerse a señalar directamente un responsable del “monstruo” que, a decir de Pérez Becerril, se está levantando. “La causa raíz del problema es que no existía un proyecto ejecutivo suficientemente maduro para poder llevar a cabo la construcción de este monumento, si este monumento de origen se concursó o se invitó con un proyecto erróneo creo que habrá responsabilidades que habrá que fincar. Creo que hay una responsabilidad compartida desde los primeros responsables a la fecha”.

De acuerdo con López, una vez dado a conocer al ganador, el 15 de abril de 2009, Pérez Becerril tuvo tres meses para entregar el proyecto ejecutivo: “Él firmó un contrato con Banjercito (fiduciaria de los festejos del Bicentenario) para entregárselo; ellos fueron quienes lo evaluaron y a mí se me entrega un proyecto para construirlo que no estaba maduro”.

López llegó al frente de la empresa el 1 de septiembre, luego de que el ex director, Agustín Castro, y 26 empleados de iii Servicios fueran separados de su cargo a consecuencia de las irregularidades detectadas.

“Yo recibo en septiembre una obra que no se concluyó, una obra que ya no había sido terminada para la fecha en la que se había ofrecido; desde el concurso la obligación era entregarla para el 15 de septiembre de 2010 y no se entregó, creo que hay responsabilidad para quien permitió que esto sucediera”, agregó.

Al tomar el control, indicó López, se detectó que el proyecto ya había comenzado a ser modificado para poder edificarlo. Desde la construcción de una rampa para personas discapacitadas, que no estaba contemplada; la sustitución de materiales, como la obsidiana que recubriría uno de los sótanos; la ampliación de la cimentación de los pilotes, de 30 a 50 metros; la implementación de descansos en la escalinata que dirige al pie de la Estela, e incluso la manera como serán colocadas e iluminadas las placas de cuarzo que integran el monumento, fueron cambiando con los días.

También se dejó fuera la Plaza del Bicentenario, que formaba parte fundamental del proyecto, de acuerdo con el arquitecto Ernesto Alva Martínez, quien coordinó el concurso que eligió a Pérez Becerril (Excélsior 18/VII/2011).

“Las modificaciones en términos generales que yo tengo detectadas desde septiembre del año pasado en planos van de los 141 planos de origen del proyecto ejecutivo que fueron entregados; posteriormente se entregan otros adicionales o complementarios en distintas fechas, hasta llegar a 336. Hoy llevamos 560 y todavía nos faltan algunos de las instalaciones eléctricas que no venían de origen”, dijo.

A pesar de los cambios, López afirmó que el proyecto sigue siendo el mismo que se le compró a Pérez Becerril: “El proyecto se está construyendo como se conceptualizó”.

Cuestionado de que el autor del proyecto no ha autorizado ningún cambio, López respondió: “La responsabilidad de no estar trabajando con el arquitecto la asumo yo en virtud de que el arquitecto también es causa-origen de que no se haya entregado el proyecto en la fecha comprometida”.

No Tiene tanta LUZ

Desde que se eligió una torre y no un arco, como señalaba el consurso, el proyecto del Monumento del Bicentenario ha estado rodeado por la polémica. Aquí algunos momentos clave:

15 de abril de 2009

En una ceremonia realizada en el Museo Rufino Tamayo se da a conocer el proyecto ganador del Arco del Bicentenario. El jurado elige de entre 35 propuestas la maqueta 18, proyecto de César Pérez Becerril.

22 de septiembre 2009

El presidente Calderón coloca la primera piedra del Arco del Bicentenario que toma el nombre de Estela de Luz Monumento del Bicentenario. El proyecto incluye una plaza que techaría un tramo del Circuito Interior.

21 de julio de 2010

La SEP, a través de su titular, Alonso Lujambio, asume la organización de los festejos del Bicentenario. Admite que existe desorganización en las actividades que se han realizado y que hacen nuevos estudios técnicos.

13 de agosto de 2010

A un mes del 15 de septiembre, Alonso Lujambio anuncia que la Estela de Luz no estará lista para los festejos patrios e informa sobre la decisión de atrasar su conclusión para el último tercio de 2011.

1 de septiembre 2010

Llega Ignacio López a la dirección de iii Servicios, quien afirma que detectó que la Estela de Luz era un proyecto inmaduro, que debió ser modificado para darle viabilidad. El costo llega a mil 36 millones 460 mil pesos.

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario