martes, 14 de septiembre de 2010

OMA busca ganar a Norman Foster la gran aldea cultural

OMA busca ganar a Norman Foster la gran aldea cultural

En Hong Kong, Rem Koolhaas plantea levantar edificios teatrales y museos asociados a importantes parques senderos y una autovía costera.

Si de proyectos importantes urbanos se trata, Rem Koolhaas se apunta en todos. Y casi siempre gana. A finales de agosto, la Autoridad del Distrito Cultural de Kowloon Oeste, en Hong Kong, preseleccionó el plan maestro planteado por su Oficina de Arquitectura Metropolitana (OMA), para el diseño de un nuevo centro de las artes . La proposición de Koolhaas –una de las tres seleccionadas, en conjunto con la del británico Norman Foster y la de su compañero japonés Rocco Yim– se fundamenta en la ubicación de tres “aldeas” incrustadas en cuarenta hectáreas . El diseño contiene su más importante objetivo en la vida social, la generación cultural y el entretenimiento.

Así lo explica Koolhaas: “La aldea es una tipología familiar para la gente de Hong Kong. Y es un modelo que nos permite manejar en porciones la gran escala de Kowloon para establecer conexiones profundas entre sus áreas.” Las tres “aldeas” se sitúan al este, centro y oeste de la península que está frente a la isla de Hong Kong, cada una con características propias. El vínculo entre las aldeas es un extenso puente verde cruzado por paseos peatonales y bicisendas, y una autopista costera.

El ícono del proyecto es el M+, un museo experimental situado en la villa este (ver Arte..., pág. 19). El centro seguirá ocupado por los antiguos mercados callejeros de Kowloon . El sector oeste está destinado al Teatro Universal, cuatro espacios dedicados a representaciones. Y al aire libre, el Centro de Artes Escénicas, creado a imagen de los teatros griegos.

“Es un plan ambicioso y único –explicó a Arq el General Maganer de OMA Asia, arquitecto David Gianotten–. La oficina hizo una investigación exhaustiva. Así se armó el catálogo de tipología arquitectónica OMA Hong Kong y se reformuló el programa original, haciendo hincapié en la producción de arte y menos en el consumo, como sugería el programa original. Al cabo de su revisión propusimos hacer menos predios culturales y habilitar más espacio a la producción artística callejera”. El proyecto costará 21.000 millones de dólares y empezaría en tres años.

El programa de la OMA (del mismo modo que el de Foster y Yim) se discutirá en foros mientras que se desarrollan los siguientes tres meses. Y hasta el 21 de noviembre se mostrará en la XII Exposición Internacional de Arquitectura de Venecia.


Por iiarquitectos y Arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario