martes, 7 de septiembre de 2010

Las paredes, un "campo" de negocio

Las paredes, un

La empresa Jardines Verticales utiliza la tecnología para construir espacios verdes en edificios; mediante el diseño, ejecución y mantenimiento de los jardines la firma contribuye al medio ambiente.

En una búsqueda personal por tener un mayor equilibro con la naturaleza, el arquitecto creador de la empresa Verde vertical, dejó de trabajar en espacios en concreto, con materiales duros para construir espacios amigables con el planeta.

"Durante mi carrera trabajé construyendo grandes obras para diversas firmas y me dí cuenta que hacia falta algo más y que podría aportar de una forma diferente a las ciudades, contribuyendo al bienestar de las personas que habitan esas edificaciones y viven los espacios, así nace la idea de hacer de las paredes jardines", explicó el fundador de la compañía, Fernando Ortiz Monasterio Garza.

Los jardines verticales que son diseñados por el arquitecto y que van de la mano con la iniciativa del Gobierno Federal de reducir un 40% las emisiones de CO2 cumplen la función de áreas verdes en esos espacios en los que se olvidó darle un valor a la naturaleza, dijo el arquitecto.

El taller de la empresa está dividido en cuatro secciones: experimentación, diseño, ejecución y mantenimiento, de esta forma es como se crean estos jardines cuyos diseños han sido generados a partir de la producción e investigación de los procesos naturales que propician el crecimiento vegetal verticaL, explicó Garza.

"El jardín no tiene un concepto únicamente estético sino que se transforma en el sistema por medio del cual, apoyado con diversas tecnologías de alta calidad, se proponen soluciones que mejoran el medio ambiente, la calidad de vida, el paisaje urbano y el espacio público de las ciudades", detalló el fundador de la empresa.

Bajo esta filosofía e inquietud personal de acercarse a la naturaleza y disminuir el impacto de las construcciones en las ciudades, Garza estuvo detrás del trabajo en la Torre Latinoamericana, convirtiéndola en la Torre VerDF. "Ahora es el turno de los jardines verticales en el Centro Histórico. Dicho proyecto se está llevando a cabo por parte de la empresa y esperamos pronto mostrar los resultados".

Para evitar posibles filtraciones o alteraciones en los edificios, el arquitecto explicó que cuando la tecnología que ellos implementan es de 40kg por metro cuadrado, lo cual es poco respecto a lo que los edificios soportan en el peso, por esta razón pueden intervenir casi cualquier edificio.

"Nosotros hacemos un estudio estructural, para poder garantizar que el inmueble tiene la capacidad de soportar el peso de la tecnología que usamos. Garantizamos una capa completamente aislante para no poner en riesgo la posibilidad de que haya contacto de humedad. Posterior a la capa aislante llegan los sustratos (donde crece la planta). Aquí ponemos dos capas de un fieltro de poliéster, de manera que los intercambios químicos y orgánicos no tengan interacción y así el jardín dure mucho tiempo", detalló.

Además, para mantener las plantas sembradas, la empresa cuenta con un sistema de riego incorporado por goteo y por aspersión va entre las dos telas. agregó el fundador de la firma.

Esta experiencia en el tratamiento del agua en este tipo de muros, llevó a que este emprendedor mexicano esté trabajando en otro proyecto que involucra las fuentes verticales y el tratamiento de agua.

Con proyectos privados y públicos, Fernando Ortiz Monasterio Garza, sigue adelante con su idea de sembrar la Ciudad de México y devolverle los espacios verdes.


Por iiarquitectos y Arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario