jueves, 13 de mayo de 2010

Arte Barroco

Arte Barroco
Arte Barroco

El Retablo

Un retablo es una pintura, escultura u otro tipo de obra que representa un hecho religioso y que suele estar sobre el altar o detrás de él en las iglesias cristianas.

Los retablos sin importar su estilo siempre se dividen en: zócalo, calles, entrecalles y cúspide o remate final.

Si no hay tema especifico de representación, generalmente en el primer nivel irían: los doctores de la Iglesia San Jerónimo, San Ambrosio, San Agustín y San Gregorio, luego en el segundo nivel algunos fundadores, como San Francisco ó Santo Domingo de Guzmán, entre otros.

En el tercer nivel podrían ir santos menores o santos mártires, como San Sebastian, San Lorenzo, etc., los cuales son más identificables, pues a menudo llevan el atributo de su tormento, así como una palma. Por ultimo en la cúspide podría estar Jesús crucificado, el Padre Eterno o el santo principal de la población.

Independientemente de los temas y santos, los retablos están bellamente decorados con ángeles, querubes, querubines y muchos elementos mas de acuerdo a cada estilo o época.

Al ser el Barroco un estilo esencialmente escultural es imposible separar la arquitectura del ornamento escultórico.

El Retablo RENACENTISTA esta construido con columnas clásicas renacentistas.

El retablo BARROCO utiliza el orden completo como el renacentista pero la columna toma un forma especial con una gruesa moldura enrollada en su fuste, columna salomónica.

Todo esta cubierto de ornatos y las columnas especialmente toman una decoración de racimos de uvas. Las claves de los arcos y las ménsulas donde descansan las columnas o simplemente el ornamento, esta formado por niños o aves.

El Retablo Churrigueresco conserva únicamente un reflejo de los órdenes, el soporte no es la columna sino el estípite, es decir un pilar de sección rectangular o cuadrada, con entrantes y salientes y que siempre es más ancho en su centro que en su base.

Los entablamentos se rompen y pasan hacia dentro o hacia fuera, suben o bajan, siguen el capricho o la locura del artífice y el todo llega a ser un verdadero vértigo.

Retablos Renacentistas:
Huejotzingo, con pinturas de Simón Pereyns (1586). Es más plateresco, emplea columnillas y sus figuras no son tan grandiosas ni tan sencillas como las de Xochimilco.

Xochimilco, con pinturas con influencia de Echave Orio. Renacimiento sobrio, el primer tercio de su fuste rodeado de ornamentos en relieve con figuras estofadas. En la parte baja aparecen los apóstoles, costumbre que se había seguido en los retablos que ocupaban la cabecera de los templos.

Cuautichán, Puebla, de Juan de Arrúe. Es el más sobrio, no presenta esculturas sino sólo cuadros, las entrecalles se forman con columnillas esbeltas.

Templo del convento franciscano de Maní, Yucatán. Organizado en base a cariátides, son Renacentistas.

Iglesia y convento de San Miguel Arcángel, en Huejotzingo, Puebla.

Conjunto de Iglesia-fortaleza del siglo XVI en las faldas de los volcanes Popocatépetl e Iztacihauatl

EL RETABLO MAYOR"

De los pocos retablos del S XVI completos que quedan: Xochimilco, Huaquechula, Cuatlinchan y Huejotzingo, éste último es el más significativo. La principal función de los retablos era didáctica, su composición iconográfica, describía con óleos y tallas, pasajes de los Evangelios y de la vida de los Santos. Por este medio, más sus columnas, ángeles y los motivos florales, todo sobredorado, trataban de trasmitir a los nuevos feligreses una visión de la "Divinidad". Para hacer un retablo como éste, se necesitó de varios factores: Un patrocinador que podía ser un benefactor o una congregación, cofradía o gremio, quien además de sufragar los gastos determinaba la o las advocaciones. .

Luego conseguir un alarife o arquitecto, para el diseño. Después de estudiarlo y aceptarlo se hacía un contrato ante notario. (Aún existen varios de estos contratos). Entre los artistas que trabajaron en este retablo están: Simón Pereys, como principal pintor. El 4 de feb. de 1584, las autoridades contrataron a Pereyns para la hechura del retablo principal de la iglesia, con un costo de siete mil pesos oro. Pereyns se comprometió a terminar y colocar la obra en año y medio. En un apartado del documento se señala, de modo tajante, que las pinturas serían hechas por Pereyns y Andrés de la Concha. Las esculturas son de Luis de Arciniaga y Pedro Requena y un indio de la cd. de México: Marcos de San Pedro, como dorador, aparte de otros artesanos y aprendices

El altar se divide horizontalmente en tres cuerpos y un remate.

En el 1° cuerpo sus columnas son de orden dórico, aunque adornen con ángeles y festones su primer tercio y ponga un gracioso anillo de querubines antes del capitel.

El 2° son columnas jónicas, muy parecidas. a pesar de sus capiteles jónicos, la columna es plateresca.

Cumple con su tiempo, en el que en la Nueva España elabora el Renacimiento Purista y Plateresco. Sus frisos se llenan de flores como marco a los nichos de las esculturas y a los vanos de las pinturas.
Pero es la idea de este retablo es lo más importante. Su composición tiene un agudo sentido teológico e histórico. Es un símbolo de la Iglesia Católica.

Comienza por una base formada por cuatro medallones en los que se representan a los doce apóstoles, en grupos de tres. Esto significa, que sobre los hombros de los discípulos de Cristo, va a erigirse el edificio simbólico de la cristiandad.
"¡No podían ser otros los cimientos!

Arriba 4 de los grandes escritores de la Iglesia: San Agustín, San Gregorio, San Pedro Damiano y San Ambrosio. En medio de estos las pinturas de; La Adoración de los Pastores y la Adoración de los Santos Reyes.
En el 2° cuerpo: San Antonio de Padua, San Buenaventura, San Jerónimo y San Bernardino y entre ellos las pinturas de La Circuncisión y La Presentación en el Templo. En el centro San Miguel Arcángel patrono del convento.
El 3° cuerpo: San Lorenzo, San Bernardo, Santo Domingo de Guzmán y San Sebastián, entre ellos: un cuadro con la Resurrección y otro con la Ascensión.
Al centro San Francisco de Asís, recibiendo la impresión de las llagas.
En el remate, San Juan Bautista y San Antonio Abad, entre estos un Cristo Crucificado. En los extremos en medallones; Cristo atado a la columna y Cristo en la tercer caída, en lo alto El Padre Eterno.

"EN ESTA OBRA DE ARTE SE PUDIERON REUNIR, LOS ELEMENTOS CREADORES DEL CATOLICISMO. ESTE RETABLO ES UNA PAGINA DE TEOLOGIA E HISTORIA. ES LA GRAN LECCION HISTORICO ARTISTICA DEL SXVI, EN LA NUEVA ESPAÑA. (Francisco de la Maza)

Xochimilco

PARROQUIA DE SAN BERNARDINO DE SIENA: fundada en el siglo XVI, con un retablo que representa a la orden franciscana.

Exconvento Franciscano en Cuautinchan

Originalmente fue diseñado para San Francisco en la ciudad de Puebla, pero se colocó en el lugar actual en 1599.

Seis grandes pinturas de la vida de Cristo adornan el retablo, las pinturas se atribuyen a Simón Pereyns y a Juan de Arrúe.

San Agustín en Antequera, Oaxaca

Retablos Barrocos:

Iglesia franciscana de Tlalmanalco

Templo de San Agustín de Oaxaca

El del Tercer Orden de Tlaxcala

El del templo de Ozumba, Edo. De México.

Capilla de los Ángeles en la Catedral de la cd. De México.

Retablos Churriguerescos:

Retablo de la iglesia de Santa Prisca en Tasco.

Tepotzotlán

Retablo de los Reyes en la Catedral de México

Retablos de San Francisco en Toluca.

Santa Rosa en Querétaro.

Tepotzotlan

El edificio más imponente y bello del conjunto del excolegio jesuita de Tepotzotlán es la iglesia de San Francisco Javier. Este templo se distingue por ser uno de los pocos templos barrocos novohispanos del siglo XVIII que aún conserva el conjunto original de su arquitectura, pintura y escultura. No hay que olvidar que la mayoría de los templos coloniales de esta época se transformaron desde finales del siglo XVIII por la influencia de la nuevas ideas artísticas del estilo neoclásico.
La construcción de este templo, de cruz

Dorado y Estofado

Como es en el Barroco cuando empieza a desarrollarse la gran escultura, algunos detalles técnicos son:

Los retablos
Son elaborados con madera blanca, en el contrato se especifica que clase de madera debe emplearse.

El dorador viene enseguida y después de cubrir el tallado con una fina capa de yeso para suavizar las asperezas que aún puede tener, cubre esa capa con otra delgadísima llamada sisa y ofrece un aspecto rojizo.

Sobre esa preparación se aplica el oro en frío, usando oro legítimo que se ha reducido a hojas ligerísimas.

Una vez que el oro ha sido pegado, se bruñe.

Sólo se doraban a fuego los metáles, los retablos no.

Las estatuas

Presentan otra técnica, el escultor las termina igualmente en blanco.

Enseguida se cubren con una capa de yeso y sobre él la sisa y luego son doradas totalmente, salvo la cabeza ylas manos, que reciben otro tratamiento.

Sobre el oro que cubre la figura se graban con punzón diversos dibujos que imitan los bordados de la ropa, enseguida se aplica pintura cubriendo el oro e imitando telas.

Esta técnica se llama estofado, que sólo es legítimo cuando en el fondo del color aparece siempre el dorado fino.

El rostro y las manos de la escultura reciben otro tratamiento, en vez de ser dorados se les cubre de yeso y sobre él se aplica pintura que imita el color de la carne, por eso se llama encarnación.

La encarnación puede ser mate o de pulimento, según se deeje sin brillo o se le obtenga por medio de bruñidores especiales.


Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario