domingo, 28 de febrero de 2010

Templete de San Pietro in Montorio

   Templete de San Pietro in Montorio

Obra del arquitecto cinquecentista Bramante erigida en 1502 en Roma. Realizada en granito.
Fue encargada por los Reyes Católicos para conmemorar la Toma de Granada en 1492, levantándose en el lugar donde según la tradición fue martirizado San Pedro.
Esta preferencia en favor de la pureza de las formas estaba en contradicción con la liturgia, que obligaba a una separación entre los fieles y el clero.

La planta central es circular, con una columnata que envuelve a la cella, que está cubierta por una cúpula de media naranja.
Esta columnata forma un peristilo, que simboliza la iglesia militante.
En la planta hay un crepidoma, que son tres escaleras que representan las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.

En cuanto al alzado, se levanta sobre una escalinata seguida de un corto podio sobre el que se eleva la columnata de orden toscano o dórico romano.
En el que aparece un entablamento dórico (metopas y triglifos), coronado por una balaustrada .

El cilindro interior o cella está rematado por una sencilla cúpula y rodeado por un anillo de columnas o peristilo. La altura de la cella equivale al radio, en planta, del peristilo de 16 columnas dóricas, de proporciones rigurosamente clásicas.
El Tempietto se encuentra dentro del claustro del monasterio de San Pedro en el Ianicolo,
Bramante propuso una completa remodelación del patio, que no se llevó a efecto y que hubiera extendido el trazado circular del Tempietto a todo el claustro.

Su diseño manipula sabiamente la perspectiva que percibe el espectador, creando una ilusión de sorprendente monumentalidad para un edificio de tan modesta escala.
La colocación de estatuas en los nichos de la parte superior del muro cilíndrico es un exponente de la integración de la escultura en la decoración arquitectónica, propia del clasicismo.

Bramante parte de un módulo que no es una medida sino una forma: el cilindro, pues cilíndricas son columnas, pórtico, balaustrada, cella, tambor y cúpula. La cúpula simboliza la Iglesia Triunfante.
Justo debajo del altar mayor está la cripta, donde supuestamente estaba clavada la cruz de san Pedro. Esta cripta simboliza el martirio del apóstol.
Se ha considerado esta obra como el manifiesto de la arquitectura del clasicismo renacentista, dada su pureza de líneas y su austeridad decorativa.



Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario