domingo, 28 de febrero de 2010

Arquitectura Tradicional China


Características de la Cultura China

La distribución del espacio en unidades rectangulares que se unen para formar un todo.
Combina rectángulos de diferentes tamaños y en diferentes posiciones de acuerdo con la importancia de la organización del conjunto. Se distinguen claramente los distintos niveles y elementos.

Arquitectura Tradicional China

Distribución de las unidades espaciales, regidas por los principios de equilibrio y simetría.
El eje central constituye la estructura principal.
Las estructuras secundarias se sitúan a ambos lados del eje formando el patio central y las habitaciones principales.

Se caracteriza también por el uso de una estructura de vigas y pilares de madera y un muro de adobe que rodea tres de los costados del edificio.
La puerta y las ventanas principales se sitúan en el frente.
La madera es uno de sus principales materiales de construcción desde hace miles de años y representa la vida.

Las edificaciones tradicionales se dividen en habitaciones conforme a la estructura de las vigas y pilares de madera.
Rematando la construcción con un amplio tejado voladizo.
Inventaron un tipo especial de soporte denominado tou-kung, que se eleva nivel por nivel desde cada uno de los pilares.
Dichos soportes tienen la función tanto constructiva como ornamental, con una forma atractiva y muy característica.

Los murales policromados que aparecen en los edificios tradicionales, con su amplia variedad de motivos y temas, tienen un valor a la vez decorativo y simbólico. En ellos encontramos representados, mitos, dragones, aves fénix paisajes, motivos florales, pájaros, etc.

Los tejados suelen ser a dos aguas en las casas tradicionales del sur de China.

Incluido Taiwán, su divisoria se adorna con cerámica, rompiendo así la continuidad de líneas de los edificios.

La decoración de los edificios tradicionales de Taiwán es especialmente exquisita. Viene a ser como una exposición que abarcara todas las variedades de arte chino tradicional. Sus principales elementos son la pintura, la caligrafía, esculturas en madera, piedra y arcilla, cerámica, etc.

Así pues, familiarizarse con la arquitectura tradicional de Taiwán puede ser una buena forma de iniciarse en el conocimiento de la rica tradición cultural de tipo popular de China.

En los templos chinos encontramos una amplia gama de estilos arquitectónicos.

Las religiones a las que se hallan consagrados estos templos son, fundamentalmente, budismo, taoísmo y religiones ancestrales y tradicionales; pero todos ellos comparten una misma estructura.

Hay quien encuentra un paralelismo entre las líneas de la arquitectura tradicional china y los trazos de su caligrafía.
Desde la dinastía Han (206 a. de C.-220 d. de C.), la pintura y la decoración chinas han tendido al empleo de formas curvas, dinámicas, sueltas.

Uno de los principios máximos del arte chino consiste en comunicar el "ritmo vital" (ch'i yün) a la obra de arte.

Un cálculo moderado del número de templos podría darnos una cifra de 5.000, muchos de ellos con valor arquitectónico. Entre las muestras más famosas y llamativas de la arquitectura religiosa tradicional tenemos los templos de Lungshan y Tienhou en Lukang, el templo de Lungshan en Taipei y el de Chaotien en Peikang.
El templo de Lungshan de la ciudad de Lukang destaca por su larga historia y su elevado valor artístico.

La Muralla China

Tiene más de 2,000 años de construida, una de las grandes maravillas del mundo. construida la mayor parte de la muralla, con tierra, piedra y ladrillo. Extendiéndose por más de 6,000 kilómetros, desde las montañas de Corea hasta el Desierto de Gobi, fue construida inicialmente para proteger un antiguo imperio chino de las tribus que merodeaban por el norte. Pero se convirtió en algo mucho más grande - una bendición para el comercio y la prosperidad y, al final, se convirtió en un símbolo del ingenio y la voluntad del pueblo chino.
Realmente la Gran Muralla es una serie de murallas construidas y reconstruidas por diferentes dinastías durante más de 1,000 años. Y aunque frecuentemente servía para el mismo propósito, estas murallas reflejan los mundos - tanto naturales como culturales - en los cuales fueron construidas. Por todo su aparente eternidad, la Gran Muralla es un emblema de la evolución de China.

Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario