jueves, 18 de febrero de 2010

Aiola Island Bridge, la isla artificial que une los dos extremos de la ciudad de Graz, Vito Acconci : Acconci Studio

Aiola Island Bridge, la isla artificial que une los dos extremos de la ciudad de Graz, Vito Acconci : Acconci Studio

Diseñada estratégicamente al centro del río Mur, en la ciudad de Graz, Austria, el artista neoyorquino Vito Acconci ha convertido a la Aiola Island Bridge en una parte integral de la ciudad, un objeto de arte y arquitectura, una novedad absoluta inconfundible, en un centro turístico que enfatiza al río Mur. Se trata de una isla artificial construída en 2003 para la Capital Cultural de Europa. Se utiliza como un puente para cruzar y cuenta con una discoteca y un restaurante en el interior, entre otros espacios.

¿Qué sucede cuando a uno de los artistas más ingeniosos del mundo se le pide crear un proyecto excepcional para una ciudad como Graz, en Autria?, un objeto de arte y arquitectura, una novedad absoluta inconfundible.

La idea de integrar el río Mur en la vida de la ciudad se reflejo desde la fase de planificación de la Capital Cultural, ya que el río no sólo divide a la ciudad, sino también la conecta. De esta manera, el artista llevó a cabo la búsqueda de un sitio único para un edificio excepcional: la Aiola Island Bridge.

Basado en la idea de la ciudad de Graz, el artista propuso una -articulación artificial- implantada al centro del río que logrará dos objetivos: la integración con la naturaleza y la vinculación con la ciudad; idea que obligaría a los visitantes a adoptar nuevas perspectivas guiándolos a lo largo de caminos que hasta ese momento habían sido inaccesibles.

Vito Acconci, el artista y diseñador de Nueva York que en los últimos años se ha dedicado al desarrollo de proyectos arquitectónicos, decidió colocar una isla artificial sobre el río Mur que cumpliera con las exigencias requeridas y que además de brindar estancia y servicios, conectará los extremos de la ciudad de Graz.

Así, Acconci propuso la colocación de una plataforma flotante en el río, entre el centro histórico de la ciudad y Mariahilferplatz, creando una mirada y atención singular a cabo de un lugar inusual. Ahora, la isla se ha convertido en una celda pequeña y aislada de la cultura urbana en un lugar que nunca había sido parte de la ciudad y ahora aparece como un pequeño centro de vida.

Enmedio del río Mur se ubica Aiola Island Bridge, una isla artificial construída en 2003 para la Capital Cultural de Europa. Se utiliza como un puente para cruzar y también cuenta con una discoteca y un restaurante en el interior, entre otros espacios. La ciudad se enamoró de su isla en el río.

Debajo de la cúpula, se encuentra una cafetería, a cargo de la tradicional panadería de Sorger Graz, y diseñado por Acconci Studio y el estudio de arquitectura de Graz-basado purpur. Un paisaje fantástico para los niños ha sido creado en la pequeña área donde estas dos formas se cruzan. -Quisimos diseñar un lugar que se divide en dos zonas específicas gradualmente deban fusionarse-, explicó el arquitecto y artista estadounidense. -Si la gente se sienta en el teatro, ven el patio de recreo en la parte posterior y, si se sientan en la cafetería, están protegidos por el patio de recreo que forma parte de la cubierta de ésta

Lo que hace que la isla sea tan interesante no es sólo su combinación de espacio interior / exterior, sino también las nuevas perspectivas que ofrece de la ciudad. Acconci juega con los materiales de construcción a fin de garantizar el mejor efecto posible.

La isla es un juego de formas y elementos, un juego de la comunicación en el aislamiento, un lugar emocionante, una experiencia alegre y placentera, construida para el nuevo milenio como centro de reunión y comunicación social, jugar o simplemente, soñar y relajarse, todo a cabo por el agua, sobre el agua y en el agua.

Desde su apertura, la Aiola Island Bridge ha cumplido su función como plaza social del siglo XXI. Desde la fase de planificación de la Capital Cultural, el equipo estaba fascinado por la idea de integrarlo al río Mur, -cuyos extremos ahora son utilizados como puntos turísticos- en la vida de la ciudad. El río Mur, quien divide y enlaza ambos extremos de la ciudad de Graz, se ha convertido nuevamente en parte integral de la ciudad.

Aiola Island Bridge es una construcción que se absorbe a sí mismo, brillante, compuesta de varios elementos estructurales interconectados entre si, convirtiéndose así, en un hito surgido del agua.

-La isla tiene una doble función: social y geográfica- comenta Karin Resetarits, quien organizo el acto de apertura. Hasta hace poco, el río era considerado como un obstáculo en la libre circulación de peatones, ahora se caracteriza por ser un lugar de relajación. El río dividía a la ciudad en dos partes, ahora esa división quedo atrás, las dos partes se encuentran cada vez más unidas. La isla también se considera como un símbolo muy valioso del río, como un tesoro. Así, un nuevo distrito nace del agua creciendo paulatinamente la ciudad de Graz, en Estiria [Austria].

El edificio cuenta con la capacidad para alojar hasta 300 personas, incluso, cada espacio puede dar servicio independientemente al horario y funciones del conjunto espacial: un pequeño café, un anfiteatro, un parque infantil -en conjunto una pequeña isla aislada a la mitad de camino de la cultura urbana en un lugar que nunca le perteneció a la ciudad, pero que ahora se integra en todo momento, convirtiéndose en el centro turístico obligado para todos los visitantes internacionales.

La cubierta del anfiteatro y la cafetería se define por una cúpula redondeada que, entrelazándose con el cuenco dan cavidad a un pequeño parque infantil creado para los niños con suficiente espacio para jugar. Acconci logro integrar en su diseño el espacio interior con el exterior, fundiendo uno con el otro mutuamente, al igual que las aguas del río que en ese punto se dividen continuando su flujo ininterrumpido al otro lado de la isla. La Aiola Island Bridge se convierte así, en un torbellino de ideas y formas, funciones y contenido. -Queríamos diseñar algo que demarca claramente dos zonas y hacer que se entrelazan unas con otras- al borde estadounidense entre la arquitectura y el arte explica de esta manera.


Por Arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario