domingo, 10 de enero de 2010

Watteau

Watteau

Watteau es considerado como el pintor galante por excelencia. Con 18 años se trasladó a París y comenzó a hacer reproducciones de cuadros conocidos. Watteau es el pintor de la vida alegre. En sus delicados y brillantes paisajes se mueven figuras con deliciosos vestidos de seda. Este ambiente idílico de su pintura no se corresponde con el de la vida de Watteau. Era un hombre muy enfermo, solitario y de difícil carácter. Su tuberculosis no le dejaba vivir la vida fácil que pintaba. Quizá por eso, en sus obras se aprecie una suave melancolía.

BIBLIOGRAFIA

Hijo de un artesano. Comenzó su aprendizaje con el pintor decorador Guérin. A la muerte de este se unió a los pintores flamencos de Saint-Germain-des-Prés. Ingresó en el taller de Claude Gillot, gracias a cuya colaboración frecuentó los ambientes de la farándula y el teatro que le servirán como motivo de inspiración, así como la sociedad elegante.
Después se dedica a la realización de escenas de posadas y soldados, inspiradas en el Barroco holandés y flamenco, especialmente de Teniers.
En 1712 le nombraron agregado de la Academia, por lo que debía donar una obra a la misma: lo hizo cinco años más tarde, presentando el Embarque para la isla de Citera
En 1719 se traslada a Londres para consultar a su amigo y admirador el doctor Mead sobre la tisis que padecía. Pero regresó a París al año siguiente sin experimentar ninguna mejora. Después Se retiró a Nogent-sur-Marne. Murió tuberculosis a los 35 años.

EN CUANTO SU ESTILO …

Watteau es el representante más antiguo y más exquisito del estilo rococó, Con él comienza un género nuevo: las"fiestas galantes", reflejo de la vida cortesana que busca artificialmente un contacto con la naturaleza.

La colección de su mecenas Crozat le permitió estudiar la obra de los maestros renacentistas. Conoció las obras de Giorgione, Rubens y Tiziano, lo que marcaría profundamente su producción. En su pintura tiene influencias flamencas y venecianas, imprimiéndoles su personal gusto francés.
Sus temas son el teatro, la música, la conversación, los personajes de la comedia del arte y la mitología.

Sus cuadros están ambientados en jardines aristocráticos, llenos de personajes elegantes que muestran el ambiente social del rococó. Sus personajes son de proporciones menudas en relación con el conjunto de la tela. Están vestidos ricamente, deleitándose Watteau en mostrar las calidades de las telas satinadas. Los paisajes son umbrosos.

En los cinco últimos años de su vida pintó numerosas "fiestas galantes" con una composición que se repite en varias de ellas. Parte el cuadro en dos mitades: una de vegetación oscura en la que están los personajes vestidos con colores claros, y otra de celaje claro. Aplicaba los colores muy diluidos en capas de extrema delgadez, lo que permite numerosas transparencias. El barniz se aplicaba transparente o ligeramente coloreado, y a veces entre capas de pintura, recurso propio de la época. Esta técnica complica la limpieza de los cuadros.

OBRAS

Estas son algunas de sus obras en donde se puede observar como resalta los paisajes, además de que como se menciono anteriormente la vida que se vive o que expresan las pinturas.

1.- El Embarque a Citera.
2.-La peregrinación de Citera.
3. Gilles
4.- Mezzetin
5.-Las delicias de la vida

Su vida no fue muy extensa debido a su enfermedad, por lo mismo su obra no fue demasiada. Tenemos pinturas como:

1.- El buscador de nidos (1710), National Gallery, Edimburgo.
2.- La perspectiva (1715), Museum of Fine Art, Boston.
3.- Bajo un disfraz de Mezzetin (h. 1717), col. Wallace, Londres.
4.- Canción de amor (h. 1717-1719), National Gallery de Londres, Londres.
5.- El desliz
6.- Los placeres del baile (1717), Dulwich College Picture Gallery, Londres.
7.- Fiesta veneciana o Fiestas venecianas (1717-19), National Gallery de Edimburgo.
8.- El amor en el teatro italiano.

El indiferente. En este cuadro aparece un solo personaje contra un fondo boscoso. Se realizó sobre soporte de tabla con una simple capa de preparación, delatándose las vetas de la madera a través de las pinceladas.

Embarque para la isla de Citerea, considerada su obra maestra. Fue su ejercicio de ingreso en la Academia Real de Pintura y Escultura. Reapresenta una idea propia de la poesía francesa: un viaje a una isla de bienaventurados en la que reside el amor. El paisaje es ideal. Las figuras son minuciosas, prestando especial atención a los efectos de luz sobre los ropajes.

L'enseigne de Gersaint. Este cuadro se realizó como cartel para la tienda de Gersaint en el puente de Notre-Dame. Lo realizó en ocho mañanas. Es mucho más que un mero cartel anunciador. Representa la tienda vista desde la calle, con damas y caballeros examinando obras de arte. Unos mozos guardan en cajas cuadros ya vendidos. En estos cuadros se imita el estilo de los pintores barrocos, en particular Rubens y Van Dyck. El cartel sólo estuvo expuesto quince días, pues el consejero Glucq lo compró.

Gilles, El protagonista pertenece a la comedia del arte.

Fiesta en un parque, Describe un paísaje sombrío, poblado con juegos de agua, en el que evolucionan parejas de enamorados.

La danza. Este cuadro representa a una niña que intenta dar sus primeros pasos de baile, observada por unos niños. Estuvo colocada en un marco redondo.


Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario