sábado, 9 de enero de 2010

San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola

Nació en el castillo ancestral que su familia tenía en Azpeitia y de joven fue paje en la corte de Fernando el Católico.
El es el Fundador de la Compañía de Jesús más conocida por el nombre de jesuitas que reciben sus miembros., su primera dedicación fueron las armas, siguiendo la tradición familiar. Pero, tras resultar gravemente herido por los franceses, cambió por completo de orientación a la lectura de libros piadosos y con ello consagrarse a la religión.

Se retiró inicialmente a hacer penitencia y oración en Montserrat y Manresa, donde empezó a elaborar el método ascético de los Ejercicios espirituales Luego peregrinó a los Santos Lugares de Palestina, Cuando regreso comenzó a estudiar para De regreso a afrontar su proyecto de apostolado, en las universidades de Alcalá de Henares, Salamanca y París.

Las primeras actividades de San Ignacio de Loyola difundiendo el método de los ejercicios espirituales le hicieron sospechoso de heterodoxia en Castilla fue procesado, se le prohibió la predicación y hubo de interrumpir sus estudios.
En cambio en París donde se graduó como maestro en Artes. San Ignacio consiguió reunir un grupo de seis compañeros a los que comunicó sus ideas y con los que sembró el germen de la Compañía de Jesús, El papa Pablo III, fue quien les ordenó sacerdotes, ya que ellos no podían serlo en Palestina por la guerra entre los turcos.

Posteriormente se dedicaron al apostolado, la enseñanza, el cuidado de enfermos y la definición de una nueva orden religiosa, la Compañía de Jesús, cuyos estatutos fueron aprobados por el papa.

San Ignacio de Loyola, fue elegido como primer general, en donde, la Compañía reproducía la estructura militar en la que Ignacio había sido educado, pero al servicio de la propagación de la fe católica, amenazada en Europa desde las predicaciones de Lutero; las Constituciones que Ignacio, la configuraron como una orden moderna y pragmática, concebida racionalmente, disciplinada y ligada al papa, para el cual resultaría un instrumento de gran eficacia en la «reconquista» de la sociedad por la Iglesia en la época de la Contrarreforma católica.

Aquejado de graves problemas de salud, San Ignacio de Loyola alcanzó la expansión de la Compañía por Europa y América, con una fuerte presencia en la educación de la juventud y en el debate intelectual, en el apostolado y en la actividad misionera Muerto Ignacio, le sucedió como general de los jesuitas su más estrecho colaborador, el castellano Laínez.
Fue canonizado en 1622 por Clemente XV.
debido a su obra Ejercicios espirituales, que ha servido como modelo para la mayoría de las misiones y retiros católicos, es patrón de los retiros espirituales. Su festividad se conmemora el 31 de julio.


Compañía de Jesús

Es una orden religiosa con cerca de 20,000 miembros es la mayor orden de esa Iglesia hoy en día. Su estricta formación de más de 10 años (estudian filosofía y teología, aparte de realizar "prácticas" en muy diversos ámbitos y estudiar otras disciplinas y varios idiomas) ha hecho de ellos, durante más de cuatro siglos, los líderes intelectuales del catolicismo. Los jesuitas profesan los tres votos normales de la vida religiosa (obediencia, pobreza y castidad) además de un voto extra de obediencia al Papa, reservado para los jesuitas en misiones.

Sus Recuerdos….

Son muchos los monumentos, calles y plazas dedicados a Ignacio de Loyola en todo el mundo. En Bilbao un barrio y la estación de Metro San Inazio se llaman así en su memoria.
En el siglo XVII se levantó una basílica en su nombre en su ciudad natal de Azpeitia y un complejo monasterial que rodea su casa natal.
En Chile varios colegios honran su nombre, siendo ellos unos de los mejores colegios del país.
En Roma su sepulcro se venera en la Iglesia del Gesù y en el siglo XVII, al poco tiempo de su canonización, se levantó una iglesia en su nombre como capilla del Colegio Romano que él mismo había fundado.

Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario