viernes, 8 de enero de 2010

Capilla Sixtina

Capilla Sixtina

Capilla Sixtina, capilla situada en el palacio del Vaticano que fue mandada construir por el papa y mecenas Sixto IV en 1473. Su fama reside en la espléndida colección de frescos que cubren sus paredes, entre los que destacan de forma especial los pintados por el gran maestro del renacimiento italiano: Miguel Ángel.

En su decoración trabajaron algunos de los más prestigiosos artistas del renacimiento italiano. Sandro Botticelli fue llamado en 1481 para realizar los frescos titulados Las pruebas de Moisés, El castigo de los rebeldes y La tentación de Cristo. Domenico Ghirlandaio pintó entre 1481 y 1482 la Vocación de san Pedro y de san Andrés. En 1481 Perugino recibió el encargo de realizar una serie de frescos, entre los que se encuentra la mejor obra de su primera época: Cristo entregando las llaves a San Pedro. En 1482, Cosimo Rosselli viajó a Roma en compañía de su discípulo, Piero di Cosimo, para trabajar en Capilla Sixtina. Pinturicchio también intervino en la decoración de la estancia papal como ayudante de Perugino.

En 1505, el papa Julio II encargó a Miguel Ángel la decoración de la bóveda. Desde 1508 hasta 1512, el artista florentino plasmó algunas de las más exquisitas imágenes de toda la historia del arte, entre las que sobresalen las nueve escenas del libro del Génesis, comenzando por la Separación de la luz y las tinieblas y prosiguiendo con Creación del Sol y la Luna, Creación de los árboles y de las plantas, la Creación de Adán, Creación de Eva, El pecado original, El sacrificio de Noé, El diluvio universal y, por último, La embriaguez de Noé. Entre 1536 y 1541 pintó el fresco del Juicio Final, que decora el lienzo mural situado tras el altar. A ambos lados de Cristo, situado en el centro de la composición, están las almas que ascienden al cielo y los condenados que descienden al infierno. Una década después, el papa Pío V encargó al pintor Daniele da Volterra cubrir las desnudeces de las figuras de Miguel Ángel.

También trabajó en la Capilla Sixtina Mateo Pérez de Alesio, que pintó entre 1573 y 1574 por encargo del papa Gregorio XIII los frescos de la Historia de san Antonio.

A lo largo de la Capilla Sixtina se encuentra una sucesión de frescos. Estas pintura en las dos paredes laterales, es paralela. Casi cada fresco está relacionado con el que está enfrente, es por eso que a continuación se reflejaran los frescos enfrentadas y no contiguos. Debían representar la vida de Moisés (Antiguo Testamento) de una parte, y la vida de Cristo (Nuevo Testamento), de la otra, según el uso de todas las antiguas iglesias.

Creación de Adán
La parte central del techo es llana; los arcos son trabajo de perspectiva. Miguel Angel ideó un cuadro arquitectónico para colocar mejor los asuntos principales:
• 1.- Separación de la luz de la oscuridad
• 2.- Creación del Sol y de la Luna
• 3.- Creación de los árboles y de las plantas
• 4.- Creación del Hombre, que yace en el suelo, el Creador está a punto de tocarlo con un dedo para darle vida.
• 5.- Creación de Eva
• 6.- Caída del Hombre, el que es expulsado del Paraíso. En el centro se ve el árbol de la Ciencia con una serpientes enroscada, que tiene cabeza de mujer, inclinada hacia la pareja que está tomando el fruto prohibido.
• 7.- El Sacrificio de Noé
• 8.- El Diluvio
• 9.- La Embriaguez de Noé.
Los Profetas y las Sibilas en los espacios triangulares son las figuras más grandes de la obra monumental. Todos están sentados acompañados de ángeles o geniecillos

El Juicio Universal de Miguel Ángel
El Juicio Universal, también conocido como Juicio Final, es tal vez una de las obras más perfectas de la larga y activa carrera de Miguel Ángel. Llena del espíritu de Dios que crea y destruye, una obra única que domina con la espléndida audacia de su creador.
Arriba, mirando hacia la izquierda está Cristo, juez implacable, con la mano derecha alzada, en actitud de condenar. La virgen, que está a su lado, aparece resignada a la hora de la justicia. Los demás personajes de la corte son los profetas, los apóstoles, los mártires. A la derecha del Mesías están los electos, a la izquierda los réprobos. En el cielo, entre los lunetos, están alineados los Ángeles con los instrumentos de la Pasión.
Abajo, a la izquierda, la escena de la resurrección de los muertos: un grupo de Ángeles, en el centro, que llevan el libro del juicio, tocan las trompetas, mientras de los sepulcros destapados salen los muertos para volver a encontrarse en el valle de Josafat. Y mientras los buenos suben al cielo en medio de la rabia de los demonios, los malos son arrojados a los abismos, donde los esperan Caronte con la barca y Minos, el juez infernal.
El Juicio Universal fue comenzado en el año 1535 y finalizado en 1541.
A pesar de la belleza de la composición, el hecho de que las figuras apareciesen desnudas según el gusto del artista escandalizó a la iglesia que mandó una década después a un pintor conocido popularmente como Il Braghettone (Daniele da Volterra) que añadiese unos taparrabos a todos los participantes.
La Capilla Sixtina fue restaurada entre los años 1980 y 1994 con la ayuda de Japón, que sufragó los gastos de la obra, valorados en 50 millones de dólares.

Por iiarquitectos

0 comentarios:

Publicar un comentario