martes, 5 de enero de 2010

Dubai inaugura la torre más alta del mundo

ODubai inaugura la torre más alta del mundo
Rebautizado con el nombre de Burj Khalifa; el Burj Dubai, hasta ahora la torre más alta del mundo con sus 827 metros de altura y diseñada por el arquitecto estadounidense Adrian Smith en coordinación con la firma Skidmore, Owings and Merrill [SOM], por fin ha sido inaugurada en Dubai después de que en el 2004 comenzó a erigirse como la estructura más alta jamás creada por el hombre.

El jeque de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ha inaugurado esta tarde la torre más alta del mundo, la Burj Khalifa, que con 827 metros de altura, se ha colocado al frente del -skyline- mundial entre las dudas que genera actualmente la evolución de la otrora exhuberante economía del emirato; superando con ello a su antecesor, el taiwanés Taipei 101, con 508 metros que ostentaba ese título desde 2004.

-Los Emiratos Árabes Unidos han logrado construir el más alto edificio jamás construido por la mano del hombre [...] Este gran logro merece ser llamado con el nombre de un gran hombre. Por eso se llamará Burj Khalifa-, ha declarado el jeque Mohammed en referencia al jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, presidente de la Federación de los Emiratos Árabes Unidos.

La torre, que inicialmente iba a llamarse Burj Dubai, fue rebautizada como Burj Khalifa en homenaje al jefe de Estado de la Federación de los Emiratos Árabes Unidos, jeque Khalifa ben Zayed Al-Nahyan, de la cual forma parte Dubai.

Perdurabilidad, era lo que buscaban en la arquitectura quienes ostentaban el poder en la Edad Media. Para mostrarlo, la Iglesia construía catedrales y el Estado, palacios. Las tornas han cambiado y en pleno siglo XXI lo que importa es la estrategia comercial, lo mediático, el que se hable de. Las multinacionales han recogido el testigo y ellas son las que deciden qué tipo de iconos son los que se han de construir. Así nace Burj Dubai, el edificio más alto del mundo.

827 metros de altura, 162 plantas, 2,000 millones de dólares invertidos –unos 1,400 millones de euros que llegarán a los 14,000 millones cuando se haya finalizado por completo todo el complejo–, una antena cuya luz puede ser vista a casi 100 kilómetros a la redonda... Son cifras estratosféricas que confieren al Burj Khalifa, el privilegio de ser el edificio más alto del mundo.

De esta manera, el rascacielos pulveriza el récord que hasta ahora ostentaba el taiwanés Taipei 101, con 508 metros de altura y al que seguían algunos edificios en todo el mundo

La cumbre de la torre es visible a una distancia de 95 km. El hormigón se eleva hasta una altura de 605 metros, un récord mundial. A partir de ese punto, sigue una estructura metálica.

El rascacielos es el centro de un proyecto estimado en 20,000 millones de dólares y bautizado como -Burj Dubai Down Town-. El complejo incluye Dubai Mall, uno de los mayores centros comerciales del mundo.

La fecha original de apertura del edificio iba a ser el 31 de diciembre del 2008, aunque, debido a un retraso en la construcción, su finalización e inauguración se vio retrasada hasta enero del 2010.

Los pisos habitables son 160, de los cuales 49 están destinados a oficinas y 61, a apartamentos. El edificio cuenta con 58 ascensores que viajan a una velocidad de 10 metros por segundo. En el piso 124, un balcón abierto al público ofrece una visión panorámica, a 360 grados, de la ciudad.

La construcción de este rascacielos no se debe a motivos de la falta de espacio [como sucede en la ciudad de Nueva York]. La ciudad de Dubai goza de amplias extensiones, dos hectáreas de extensión con la fuente más larga del mundo, el Burj Khalifa Lake Hotel and Serviced Apartments, el Burj Khalifa Mall Hotel y también 19 torres residenciales.

Dentro del Burj Khalifa se encontrará el primer hotel de la marca Armani [en las primeras 39 plantas], 700 apartamentos privados de lujo [plantas de la 45 a la 108], un mirador [planta 123], un observatorio [planta 124] y oficinas [resto de las plantas hasta la planta 156].

No obstante, el eventual reinado del Burj Khalifa como estructura más alta, al parecer, será efímero, ya que se encuentra el proyecto de un rascacielos de 1,050 metros de altura: la Nakheel Harbour Tower, que también se ubicará en la ciudad de Dubai y su construcción se encuentra pausada al menos durante el 2009. También otros dos rascacielos aprobados superarán el kilómetro de altura: la torre de Mubarak al-Kabeer, con 1,001 metros de altura, en Kuwait, y otro rascacielos, Murjan tower, de 1,022 metros, en Manama, Bahréin.

La Estructura.

El diseño del Burj Khalifa fue desarrollado por la empresa Skidmore, Owings and Merrill, diseñadores de la Torre Willis [Antes Torre Sears] y otros edificios. El diseño de esta torre cuenta con dos fuentes de inspiración principales:

* El proyecto de un rascacielos de una milla de altura, diseñado por Frank Lloyd Wright, el cual quedó inacabado. El Burj Khalifa mide aproximadamente media milla.

* La forma de la base del Burj Khalifa está basada en la forma geométrica de una flor, la Hymenocallis blanca de seis pétalos cultivada en la región de Dubai y en la India.

La base del edificio cuenta con un núcleo y tres secciones laterales que sobresalen de éste. Estas alas o secciones laterales ascienden cada una a distinta altura y van haciendo que la estructura del edificio vaya siendo más estrecha. La localización de las alas forma una escalera en caracol con dirección a la izquierda, que rodea el edificio y sirve para contrarrestar los fuertes vientos y las numerosas tormentas de arena en Dubái.

El Burj Khalifa cuenta con seis niveles mecánicos en donde se sitúa la maquinaria que regirá los sistemas del edificio. Cinco de estos pisos pueden distinguirse en la fachada del edificio, ya que son más grandes que las otras plantas y presentan un diseño de vidrio distinto. El sexto piso mecánico se encuentra en las primeras plantas del edificio.

A partir del último nivel mecánico del Burj Khalifa, localizado a más de 500 metros de altura, terminan las alas y solo queda el núcleo del edificio, el cual se subdivide hasta que termina en una punta, que es la antena.

El edificio, hasta los 605 metros, está hecho de hormigón reforzado. A partir del piso 156 [605 metros] y en adelante, las plantas están hechas de acero, lo cual las hace más ligeras.

La cimentación de este edificio es la más grande jamás construida, ya que tiene un sistema de varillas de 1.5 metros de diámetro en su base y más de 50 metros de profundidad.

La fachada del edificio está completamente tapizada por paneles de vidrio, que ocupan un área de 142,000 m2. Cada panel está hecho de vidrio reflectivo y cuenta con secciones de aluminio y acero. Los paneles están cerrados herméticamente y no dejan que la temperatura en el interior del edificio se incremente.

Un icono.

Iconos como el Burj no corresponden con la corriente arquitectónica actual en la que la sostenibilidad es una pieza angular. Es una anécdota espectacular desde el punto de vista de la ingeniería. Todo interesa porque son avances.

Ahora sólo queda saber si el emblema dubaití podrá ser superado. Ya el arquitecto Frank Lloyd Wright pronosticó hace unos años la posibilidad de la construcción de edificios de una milla [1.6 kilómetros] de altura. Gómez Hermoso cree que -hoy por hoy, técnicamente no se podría, y desde el aspecto económico el problema es más serio porque difícilmente se podría respaldar

Sin embargo, Peña se muestra más optimista y asegura que -sí se conseguirá y viviremos el lema de las catedrales góticas, que hablaba de que cada una que se levantara había de ser más alta que la anterior. De la última, la de Bauveais, sólo conocemos sus ruinas, porque se cayó, algo que creo que sucederá con esta -competencia skyline-. Los límites de la arquitectura son físicos-.


El misterio del gigante de acero y cristal se desvela.

Su altura oficial era un misterio y fue revelada en su inauguración. El gigante de acero y cristal construida por Emaar Properties mide finalmente 827 metros de alto –se pensaba que alcanzaría 818 metros–.

El edificio, cuya forma recuerda a la de un cohete y que es toda una ciudad en vertical, acoge en las primeras 39 plantas el primer hotel de la marca Armani, cuenta con 700 apartamentos privados de lujo entre las plantas 45 y 108 –las primeras viviendas comenzarán a habitarse en el mes de febrero–, un mirador en la 123 –a 442 metros de altura–, un observatorio en la 124 y oficinas en el resto de las plantas hasta la número 156.

El edificio más alto del mundo, que comenzó a erigirse en 2004, durante el punto culminante del -boom- económico y en cuya construcción han participado más de 12,000 trabajadores, busca ser el antídoto para aumentar la confianza de los inversores en el marco de la crisis. No en vano la inauguración del proyecto se pospuso dos veces.

Competencia por conquistar el cielo.

Los países emergentes parecen haber establecido una competición por albergar el techo del mundo. Según Felipe Peña, profesor de la Escuela Técnica de Arquitectos de La Coruña, -es lógico que estos edificios estén en Asia, ya que hay una relación entre demografía, crecimiento económico y construcción. Lo de Dubai es una anécdota de un país enriquecido por el petróleo que quiere consolidar un turismo de edificios de fuegos artificiales-.

El proyecto viene a conformar lo que Paloma Sobrini, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, denomina como Dubailandia. -El país buscaba un hito y lo ha conseguido. El edificio se ha convertido en todo un icono mediático, un emblema nacional

En su opinión, la inauguración de esta torre servirá para reactivar la estrategia de promoción de un Emirato –que comenzó con la apertura del primer hotel de siete estrellas del mundo– y que se había paralizado por la crisis, como el complejo artificial formado por 300 islas llamado -The World-. Ahora, con la apertura de Burj Khalifa se plantean llevar a cabo la ejecución de todo el archipiélago, con lo que es inimaginable la cantidad de turistas que albergará un país que ya cuenta con tantos visitantes como India.

-Pero la construcción de un proyecto de tal envergadura supone, además-, según Hilario Jesús Gómez Hermoso, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid, -una serie de avances y retos que posteriormente se pueden aplicar a otros proyectos y construcciones. Algunos de estos pasos hacia adelante abarcan campos como el empleo de nuevos materiales o las mediciones posteriores de acciones viento sobre el edificio y sus movimientos

Importancia del edificio.

La altura del Burj Khalifa es considerablemente mayor que la de cualquier otro edificio. El Taipei 101 cuenta con 508 metros de altura, y el Burj Khalifa es más de un 50% más alto que aquél. Su altura es similar al edificio Taipei 101 más la altura de la Torre Eiffel. Además, el Burj Khalifa no sólo es el edificio más alto del mundo. Es incluso más alto que la Torre CN, la estructura más alta sostenida sin cables [553 metros]. Aun así, el Burj Khalifa es incluso más alto que la Torre de radio de Varsovia, destruida en 1991, la cual ostentaba el récord de la estructura más alta construida, con 646 metros. Por tanto, es resaltable que la estructura más alta construida por el hombre no sea una antena o una torre, sino un edificio.
Agradecimientos arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario