lunes, 12 de enero de 2015

Vidrios de seguridad. Dónde y cuándo usarlos

Vidrios de seguridad. Dónde y cuándo usarlos

Características y cualidades de un producto transparente pero que puede ser peligroso. Las áreas de mayor riesgo en puerta ventanas.

El vidrio es un material noble pero puede causar serios dolores de cabeza. Un descuido, atropello o simple violencia provocaría heridas, fruto del mal uso de este componente traslúcido. Hoy existe en el mercado una gran variedad de cristales, con sus diferentes aplicaciones, características y precios. En el ranking de popularidad, los vidriosplanos o cristal Float son los más utilizados y también los más peligrosos.

El riesgo de este tipo de cristales es que, al romperse, se fracturan en astillas agudas y filosas. Los accidentes más comunes se podrían evitar con la elección adecuada del vidrio, en su instalación y en su mantenimiento cotidiano.

¿Un típico ejemplo de accidente hogareño?: la colocación de una escalera contra una ventana durante la limpieza y la presión excesiva que se ejerce contra el cristal.

Alternativas seguras

Para que los accidentes no sean un problema latente, existe una tipología de cristales de seguridad: el armado, el templado y el laminado.

Los vidrios seguros, en caso de rotura, no expulsan astillas filosas. Y esto es un gran progreso. El vidrio armado incluye en su interior una malla de alambre que contienen pedazos de cristal en caso de rotura. La mayor ventaja de este producto es que detiene la propagación del fuego, motivo por el cual es el elegido para aplicarlos en puertas y cerramientos contra incendios.

Sin embargo, el grado de seguridad del vidrio armado es menor que el del laminado y el templado. Por eso se coloca en dimensiones pequeñas. La fabricación del vidrio templado se realiza mediante el calentamiento del vidrio común o float al que luego se enfría rápidamente.

Ese proceso lo torna un material más resistente y difícil de romper. En cuanto a su colocación, el cristal templado es recomendado para los lugares donde hay mucho riesgo de choque como puertas corredizas, mampáras para baños y vidrieras, y es usualmente utilizado para los cristales laterales de los automóviles.

Un factor importante para tener en cuenta es, que una vez templado, el vidrio no puede ser cortado ni agujereado pues produciría su rotura inmediata. Por último aparece el vidrio laminado, que es un “sandwich” de dos hojas de vidrio común y una lámina de plástico especial en el medio.

Esta lámina, compuesta de polivinil butiral (PVB) se une al medio a través de un proceso de calor y presión. Y, en caso de golpe, una o ambas placas de vidrio pueden romperse pero queda adherida a la lámina intermedia, evitando el desprendimientos de peligrosas astillas. Por eso este tipo de vidrios es utilizado en los parabrisas de los autos.

Vidrios de seguridad. Dónde y cuándo usarlos

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario