viernes, 13 de diciembre de 2013

Construcción de Daniel Libeskind absorbida por un Walmart

Construcción de Daniel Libeskind absorbida por un Walmart

Cuando el inminente colapso ambiental está finalmente delante de nosotros, y el fracaso de nuestras instituciones gubernamentales enfrenta a vecinos contra vecinos en un intento desesperado por sobrevivir, ¿quién, oh , quién, se piensa en las arquitectos estrella?

En una serie titulada Futuros Contemporáneos, estas imágenes muestran los efectos de un destino semejante en algunos de los edificios más emblemáticos del mundo, y los resultados no son bonitos.

En esta visión no muy descabellada del futuro, gigantes corporativos son los custodios finales de nuestro patrimonio arquitectónico: el museo de arte de Denver diseñado por Daniel Libeskind ha caído en las manos de Walmart, el Folies du Parc de la Villette de Bernard Tschumi se ha convertido en otra estación de servicio de gran importancia arquitectónica, y el edificio de BNF de Dominique Perrault entró en su agonía como un casino al estilo decrépito de Las Vegas.

Observa un par de imágenes a continuación ( versiones bastardas del Museo Riverside en Escocia de Zaha Hadid y del cubo neón naranja de Jakob+MacFarlane en Francia), Refrescante irreverencia a través de la absurda usurpación corporativa.

Construcción de Daniel Libeskind absorbida por un Walmart

Construcción de Daniel Libeskind absorbida por un Walmart

Construcción de Daniel Libeskind absorbida por un Walmart

Por iiarquitectos y arq.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario